El uso desmedido del teléfono móvil puede causar fugas en tu cerebro, según estudio

Por Valentina Rausseo el 01/09/2019

Desde que la tecnología está dominando al mundo, la vida se nos ha hecho más práctica a todos. ¡Hay que reconocerlo! Pero debes saber que, según un estudio, utilizar el teléfono móvil en exceso puede causar fugas en tu cerebro.

Si bien es cierto que gracias a los teléfonos celulares ya no tenemos que memorizar números de contactos, por ejemplo, o luchar para que no se nos olviden nuestras tareas diarias, también es bueno mencionar que la mente humana está propensa a sufrir efectos negativos gracias al modo en el que damos cabida a la tecnología en nuestras vidas.

¡Presta atención! Algunos investigadores de la Universidad de Texas, ya han aportado información acerca del surgimiento de un nuevo fenómeno al que denominaron «fuga cerebral» (Brain drain).

Según el Dr Adrian War, autor principal del estudio realizado, sólo basta la presencia de los teléfonos para aumentar nuestra probabilidad de fallar en tareas simples o bien, recordar actividades cotidianas.

“Aunque estos gadgets electrónicos tienen el inmenso potencial de incrementar nuestro bienestar, su presencia persistente puede venir acompañada de un costo cognitivo”, asegura War.

Y añade que «luego de una investigación realizada con 520 estudiantes, pudimos notar que existe una tendencia lineal que sugiere que conforme un teléfono móvil se vuelve más notable, la capacidad cognitiva disponible de los participantes disminuye”.

De acuerdo al resultado de las observaciones, uno de los efectos más notables de los teléfonos inteligentes en cuanto a las capacidades cognitivas, ocurre sobre dos habilidades en específico: la memoria de trabajo y la inteligencia fluida.

La memoria de trabajo es la capacidad de todos los seres humanos para procesar estímulos que experimenta en una ocasión determinada y relacionarlos con acciones realizadas antes en circunstancias equivalentes.

Mientras que la inteligencia fluida abarca las capacidades generales de razonamiento, análisis y lógica, las cuales también se han visto «tocadas» por el uso desmedido de los teléfonos.

A medida en que nos hemos habituado a estar atentos a sus estímulos (alarmas, vibraciones y notificaciones), entre otras acciones que solemos ejecutar por la costumbre, es muy factible perder el ritmo y acabar en un instante con los procesos cognitivos de razonamiento que solemos llevar a cabo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com