El libro tibetano que imprimieron 40 años antes que la Biblia de Gutenberg

Por Valentina Rausseo el 06/06/2020

Todos sabemos que Johannes Gutenberg imprimió la primera Biblia en 1454. Y que ese mismo año, prácticamente comenzó la era de los medios de comunicación.

No obstante, mucho antes de esta explosión bibliófila y tecnófila, se desarrollaron medios de impresión masiva en muchos lugares de Asia.

China, por ejemplo, inventó y utilizó la impresión de tipo móvil al menos 400 años antes que Gutenberg, quien por cierto, también hizo uso de una impresión de tipo móvil, sólo que la base era de metal.

Incluso, países como Corea, Japón, el Tíbet o Mongolia, desarrollaron esta tecnología mucho antes que Europa, la cual estaba destinada (en principio) a la impresión de textos budistas.

Cabe destacar que los emperadores de la dinastía Khan (en Mongolia) pudieron aprovechar la tutoría y los consejos de grandes lamas tibetanos como Sakya Pandita, por ejemplo, (colocado luego en el gobierno de Tíbet).

Los mongoles, los chinos, los coreanos, los tibetanos, etc., pensaron que la imprenta no era algo trascendental, por lo que no se encuentran reportes de su invención (aunque la sola existencia de los textos, es la prueba de ello).

Era, aparte, otra forma de comunicar el dharma, no algo que transformaba la conciencia ni que alteraba la relación con el mundo.

Quizás porque estas culturas (en esos tiempos) no tenían la misma creencia en la tecnología como el gran eje de transformación de la vida.

Estas imágenes fueron impresas en 1410; y es un libro tibetano que contiene mantras protectores (dharanis) en sánscrito y texto en tibetano.

El texto está impreso en bloques de madera, pero también se utilizaba porcelana y materiales diversos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com