Draya Michelle y la injusticia de la lotería genética

Por Patricia Smith el 31/07/2018

Cada vez que veo a una muchacha tan bien formada como Draya Michelle se me viene a la cabeza un cuento de Enza García que se llama «Paisaje con ángel exterminador».

Lea el cuento, que es buenísimo

Es porque aún me cuesta entender que la naturaleza provea a ciertas personas con tantos atractivos físicos juntos. Yo entiendo perfectamente que los cánones de belleza son culturales y todo eso.

Pero también sé que las mujeres que lucen como Draya tienen mayor concentración de hormonas femeninas que las otras y que esas medidas son cotizadas por los machos desde tiempos de la Venus de Willendorf.

Y no es que yo no esté buena. Sé que lo estoy. Pero quizá soy demasiado caucásica para entrar en el arquetipo atemporal de esta mujer.

Me cuesta verla porque sé que nunca seré como ella. Y no quiero serlo. Sin embargo sé de belleza porque por algo trabajo en Nalgas y Libros y porque además soy frívola como pocas personas.

Quién es Draya Michelle

Nadie. No es nadie. Es famosa porque nació con eso y porque además se lo repotenció. Listo. Puedo agregar que fue novia de Chris Brown, que es actriz y diseñadora de modas. Pero eso es solo una consecuencia de su carga genética y hay que aceptarlo.

A continuación unas fotos ahí para que vean que no estoy jodiendo.

writen by

Escribo poco para que me lean mucho. Intelectual a tiempo completo. Redactora exclusiva para Nalgas y Libros.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com