Descubren cómo dormía la gente en la Edad Media y parece demencial

Por redaccionnyl el 06/10/2017

El profesor de Historia del Instituto tecnológico de Virginia, Roger Ekirch, descubrió que en la Edad Media las personas solían dividir en dos su sueño nocturno. Para confirmar lo que los registros históricos decían, realizó un experimento con el que concluyó que sin condicionantes externos, el ser humano duerme naturalmente en dos tiempos. El primero tiene una duración de 4 o 5 horas tras las cuáles el individuo se despertaría y podría estar realizando tareas durante unas 2 o 3 horas en las que se alimentaría y realizaría algunas laborales.

Después tendría lugar el segundo tiempo de sueño hasta la mañana. Es también interesante el libro de Ekirch, At Day’s Close: A History of Nighttime, en el que aparecen ilustrativos ejemplos acerca de cuáles son las mejores actividades que se podían realizar en aquellas horas entre sueño y sueño.

Aunque pueda resultar arcaico, lo cierto es que la ciencia médica se pone de parte de esta opción debido a que numerosas investigaciones han corroborado que, en realidad, dormimos en dos tiempos. Y es que, ¿alguna vez te has levantado a eso de las 3 o 4 de la mañana con ansiedad? He ahí el momento en el que termina el primero y el segundo sueño.

Por supuesto, el ser humano moderno no lo tiene tan fácil para vivir según este estilo de vida, que dejó de ser de uso común a medida que la industrialización iba asentándose en los países europeos. La mano de obra era necesaria en un horario diurno y las jornadas laborales se prolongaban hasta la noche por lo que a mediados de este siglo, la población había acomodado la tendencia natural a dormir en dos tandas a los estándares de productividad industrial.

Esta es la verdadera pregunta que queríamos responder desde el principio. La ciencia responde que no. Claro que no es mejor para el organismo, ya que el ser humano adulto debe dormir entre 7 y 9 horas para poder mantenerse sano. Por supuesto, si el panorama actual nos permitiera irnos a dormir a las 8 de la tarde y despertarnos a las 8 de la mañana, no habría problema en llevar este modo de vida. Sin embargo, ¿es realmente necesario?

Estos estudios alrededor de cómo dormían en la Edad Media son muy interesantes por un motivo muy sencillo; la próxima vez que te despiertes en mitad de la noche, recuerda que esto es completamente normal, que tus ancestros también lo hacían. Levántate, hazte un vaso de leche y ponte a leer hasta que te vuelvas a quedar dormido. Al fin y al cabo, está en nuestra memoria histórica.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com