Cuatro poemas brevísimos e impresionantes de Emily Dickinson

Vivió gran parte de su vida recluida en su casa. Considerada una excéntrica por sus vecinos, tenía predilección por vestir siempre ropa blanca. Era conocida por negarse a saludar a los invitados y, en los últimos años de su vida, por ni siquiera querer salir de su habitación. Dickinson nunca se casó y la mayoría de amistades que tenía dependían completamente de la correspondencia. Sin embargo, su nombre está en lo más alto de la poesía norteamericana junto a los de Edgar Allan Poe, Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman.

Vivió gran parte de su vida recluida en su casa. Considerada una excéntrica por sus vecinos, tenía predilección por vestir siempre ropa blanca. Era conocida por negarse a saludar a los invitados y, en los últimos años de su vida, por ni siquiera querer salir de su habitación. Dickinson nunca se casó y la mayoría de amistades que tenía dependían completamente de la correspondencia. Sin embargo, su nombre está en lo más alto de la poesía norteamericana junto a los de Edgar Allan Poe, Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman.