Cuatro poemas breves y extraordinarios de Julia de Burgos

Por redaccionnyl el 04/12/2017

Cuatro poemas breves y extraordinarios de Julia de Burgos
Cuatro poemas breves y extraordinarios de Julia de Burgos

Julia de Burgos es considerada por muchos críticos como la más excelsa poetisa nacida en Puerto Rico. Fue también partidaria de la independencia de la isla. Hoy vale la pena recordar sus versos y saborearlos.

Lee también: Quince centímetros. Un cuento de Charles Bukowski

Además de mostrar el sentimiento de amor en sus poemas, también estimuló en las mujeres a la liberación femenina. Burgos fomentó en sus años la verdadera mujer puertorriqueña a través de sus poemas. También plasmó en sus textos los problemas de las mujeres de su país.

Lo más notable, es que escribió obras que iban en contra de la norma de la sociedad. Debido a su imponente voz como poeta pudo manifestar su pensamiento feminista.

Obtuvo su título de magisterio en la Universidad de Puerto Rico a los 19 años de edad.​ Su amor por la literatura la llevó a escribir poesía. Sus posibles influencias en su obra serían Luis Llorens Torres, Luis Pales Matos, Clara Lair, Rafael Alberti y Pablo Neruda.

También se desempeñó como maestra en la escuela Feijoo del Barrio Cedro Arriba en Naranjito.

Además en 1936 se unió a “Hijas de la libertad”, rama femenina del Partido Nacionalista de Puerto Rico. Este grupo político, liderado por Pedro Albizu Campos, promovía el ideal de independencia.

Te dejamos una pequeña muestra de sus poemas:

Amor

Amor…
única llama que me queda de Dios
en el sendero cierto de lo incierto.

Aquí,
desesperada,
me contemplo la vida en un hueco del tiempo.

Entrecortando pasa el sendero de luz
que esperancé de sueño.

¡Oh mañanas azules que se quedaron muertas,
volando en el espacio!

¡Oh anudada caricia que amaneces dispersa,
cuando despierta el cuerpo!

¡Oh querer desterrarme de mis pasos turbados…!
¡Multiplican en ecos!

Aquí, junto al continuo gravitar de la nada,
¡cómo asaltan mi espíritu los silencios más yermos!

Mi esperanza es un viaje flotando entre sí misma…
Es una sombra vaga sin ancla y sin regreso.

Mis espigas no quieren germinar al futuro.
¡Oh el peso del ambiente!
¡Oh el peso del destierro!

¡Amor…!
Hasta la leve ronda de tu voz perturbada,
me partió la ola blanca que quedaba en mi pecho.

Dame tu hora pérdida

De tu existencia múltiple dame la hora perdida…
cuando vacío de todo, no sientas ni la vida.

Cuando te encuentres solo, tan lejos de ti mismo
que te pese la mera conciencia del mutismo.

Cuando sientas tan fuerte desprecio por lo humano
que hasta de ti te rías, cual de cualquier gusano.

Cuando estés tan distante del farsante murmullo
que deshagas la fórmula de tu arrogante orgullo.

Entonces, ya vacío de todo, con tu nada
acércate a mi senda y espera mi llegada.

Yo te daré la nota más cierta de mi vida.
Tú me darás la nada de tu hora perdida.

Yo te daré inquietudes, sentidas emociones
que turben tu vacío y broten en canciones.

Tú me darás la nada de la inmortal mentira
de eternizar las cosas en su inmortal mentira.

Yo te daré verdades de todo lo tangible
para pesar la nada de tu vida insensible.

Y así, tú te darás en mí como si fuera
mi vida un aletazo de la ida primavera.

Que nunca ha sido, y siempre se extiende en nuestras almas..
como verdad de nada, igual que las no almas.

Y yo me daré en ti como futuro incierto.
de tiempos que no han sido, y canción que no ha muerto.

Y alzaremos en ritmo vibrante y alocado.
la sublime mentira de habernos encontrado.

Yo, en la nada insensible de tu hora perdida.
y tú en la también nada de mi frívola vida.

Velas sobre un recuerdo

Todo estático,
menos la sangre mía, y la voz mía,
y el recuerdo volando.

Todo el lecho es un cántico de fuego
echando a andar las ondas del reclamo.
La misma pared siente
que ha bajado a llamarte entre mis labios.

¡Qué grandioso el silencio de mis dedos
cuando toman el verso de los astros,
que se cuelan en rápidas guirnaldas
para esculpirte en luces por mis brazos!

Va gritando tu nombre entre mis ojos,
el mismo mar inquieto y constelado.
Las olas más infantes te pronuncian,
al girar por mis párpados mojados.

Todo es ágil ternura por mi lecho,
entre cielos y ecos conturbados.
Con tu sendero vivo en mi flor íntima,
he movido lo estático….

Ya no es mío mi amor

Si mi amor es así, como un torrente,
como un río crecido en plena tempestad,
como un lirio prendiendo raíces en el viento,
como una lluvia íntima,
sin nubes y sin mar…

Si mi amor es de agua,
¿por qué a rumbos inmóviles lo pretenden atar?

Si mi amor rompe suelos,
disuelve la distancia como la claridad,
ataja mariposas al igual que luceros,
y cabalga horizontes como cruza un rosal…

Si el universo es átomo siguiéndome las alas,
¿por qué medirme el trino cuando rompe a cantar?

Si mi amor ya no es mío,
es yo misma borrando las riberas del mar,
yo inevitablemente y fatalmente mía,
germinándome el alma en mis albas de paz…

Si mi amor ya no roza fronteras con mi espíritu,
¡qué canción sin su vida puede ser en mi faz?

¡Si mi amor ya no es mío!
Es tonada de espumas en los labios del mar…

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com