Cuando los británicos decidieron permutar misteriosamente el sonido de las vocales

Por redaccionnyl el 19/12/2016

Por alguna razón absolutamente desconocida, alrededor del año 1400, las personas que hablaban inglés literalmente cambiaron todas las pronunciaciones de las vocales.

Lo más curioso es que la permutación de los sonidos ocurrió en un lapso de entre una y dos generaciones. Imagine que de pronto las personas comiencen a pronunciar, por ejemplo, la o como la e y la i como la u aparentemente solo porque les dio la gana.

Ese tema ha intrigado a los ligüístas de todos los tiempos al punto de que todavía andan buscando alguna respuesta. Sin embargo, evidentemente el idioma inglés siguió sufriendo cambios. En una entrevista para la radio argentina en 1979, Jorge Luis Borges explicó que, tras hablar con algunos germanistas de la Universidad de Edimburgo, se enteró de que William Shakespeare pronunciaba sus versos de forma muy diferente a como los pronunciamos hoy en día.

Por ejemplo, destacó que el autor de Hamlet no pronunciaba «To be, or not to be» como lo hacen los angloparlantes hoy en día: «Tu bi, or not tu bi», sino que lo hacía así: «To be or nat to be», como si fuera un argentino actual tratando de leer algo en inglés pero manteniendo la pronunciación de las letras en español.

A juicio de Borges, si Shakespeare oyera cómo se pronuncian sus versos en el inglés de hoy, le parecería ridículo.

Según recordó el autor de «Ficciones», hasta el siglo XVII el inglés fue un idioma de vocales abiertas, «pero ahora es un idioma de consonantes y a un inglés le cuesta mucho pronunciar una vocal abierta».

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com