Construyeron su propia isla para eludir la ley y poder tomar cerveza

Por redaccionnyl el 08/01/2018

En Coromandle, una ciudad en Nueva Zelanda, hay una prohibición local al consumo de alcohol. Esto hizo que un grupo de personas usara su ingenio para poder tomar cervezas el fin de año. La ley prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas en sitios públicos durante al año nuevo, incluyendo las playas. Sin embargo, locales hallaron un pequeño vacío legal y no dudaron en aprovecharlo. Construyeron su propia isla.

El pasado domingo por la mañana, durante la marea baja, comenzaron a trabajar en un montículo de arena. Una vez completada la construcción, instalaron en el lugar una mesa de picnic de madera y comenzaron a beber las cervezas que habían traído.

Los miembros del grupo sostuvieron que la prohibición de bebidas alcohólicas no se aplicaba en este caso ya que estaban en «aguas internacionales».

El grupo de amigos fue visto en recibiendo el año nuevo bebiendo cerveza y contemplando los fuegos artificiales desde la relativa seguridad de su mesa de picnic.

Eso es pensamiento creativo, si lo hubiera sabido, probablemente me hubiera unido a ellos”, comentó John Kelly, inspector jefe del área oriental de la región de Waikato.

La alcaldesa Sandra Goudie resaltó que este suceso demuestra la misma creatividad osada que los icónicos rebeldes de Coromandel tuvieron al fundar Radio Hauraki.

Además agregó: “Esta es lo que adoro de Coromandel, la naturaleza inventiva de su gente. Esto es creatividad. La realidad legal es ligeramente diferente”.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com