Conozca de una vez las diferencias entre católicos y evangélicos

Por Isa Velásquez el 20/09/2018

Aunque ambos grupos religiosos son cristianos, hay reales diferencias entre católicos y evangélicos. De hecho son tantas que las posibilidades de unificación de ambas iglesias solo pueden mantenerse en la fantasía.

Antes de detallar los puntos, es importante recordar que los protestantes surgieron alegando que los católicos habían incurrido en muchos errores teológicos que los habían llevado a pervertir el culto.

La separación se dio durante el Renacimiento, una época de mentalidad crítica que se caracterizó por el regreso a lo clásico en todas las áreas. Así, el protestantismo trató de volver a lo que era el cristianismo antes de que llegara a Roma y se volviera poderoso.

A continuación, las diferencias entre el catolicismo y protestantismo.

La Biblia

Los hallazgos arqueológicos en la región de Qumram, en el Mar Muerto, han demostrado que la Biblia no ha sido modificada nunca. Sin embargo, los católicos han añadido libros que los evangélicos consideran apócrifos (de dudosa autenticidad).

Por eso la Biblia católica tiene más libros que la protestante.

Otra diferencia es la autoridad de la Biblia. Para los católicos, el catecismo y las enseñanzas de los papas están al mismo nivel de la Biblia. En cambio, para todos los grupos protestantes es la Biblia la única autoridad escrita.

El culto a la Virgen María

La Biblia condena el culto a las imágenes e incluso su elaboración. Sin embargo, cuando el cristianismo se volvió la religión oficial del Imperio Romano, los europeos tenían siglos adorando estatuas de los dioses de la mitología. Era difícil convencer a la gente de creer en un dios único que además no tenía estatuas.

Así nació el culto a los santos y en especial a la Virgen María, que llegó a ocupar el lugar vacío que había dejado la antigua adoración a Venus.

Los protestantes quisieron volver a los orígenes del cristianismo y se negaron a seguir con la veneración a los santos.

Jesús dijo que nadie llega al Padre sino a través del hijo, y que nadie llega al hijo sino a través del Padre. Pero los católicos insisten en hacer de María y los demás santos, intermediarios entre Dios y los hombres.

La Iglesia católica además ha añadido en sus enseñanzas que María fue concebida sin pecado al igual que Jesús, lo que no aparece en las Escrituras.

Los sacramentos

Los sacramentos para los católicos son: el bautismo, la eucaristía, la confirmación, la penitencia, la unción de los enfermos, el orden sacerdotal y el matrimonio.

Para los protestantes son: el bautismo y la santa cena.

La santa cena

Para los católicos, el pan y el vino se convierten literalmente en el cuerpo y la sangre de Jesús.

Para los protestantes, son símbolos del sacrificio de Jesús para limpiar los pecados del mundo.

La oración por los muertos

Los católicos crearon en la Edad Media la figura del Purgatorio, un lugar de penitencia del que la Biblia no habla. Hoy mantienen la oración por los muertos creyentes que murieron en pecado pasen menos tiempo purgando sus pecados antes de ir al cielo.

Los protestantes creen que el purgatorio no existe porque la Biblia no lo menciona. En cambio dicen que todos somos pecadores y que, si aceptamos a Jesús como salvador, iremos directamente a su presencia al morir. En consecuencia, no oran por los que ya murieron.

El divorcio

La Iglesia católica no permite el divorcio. Aunque hay excepciones, dice que las personas no se pueden volver a casar.

Las iglesias protestantes, en cambio, se rigen por lo que dice la Biblia al respecto: no se permite el divorcio a menos que haya adulterio o abandono de una de las partes.

El papa

En el catolicismo, el papa es infalible y se le considera igual a Cristo porque lo representa en la Tierra.

En el protestantismo, es Cristo la autoridad única de la iglesia y sus enseñanzas son las que están escritas en la Biblia.

El celibato

Los curas y las monjas de la iglesia católica no deben tener pareja. El motivo es que los hijos de los primeros papas comenzaron a reclamar sus derechos a heredar a sus padres. Por eso se determinó que todos los sacerdotes debían seguir el ejemplo de castidad de Pablo.

En el protestantismo, los pastores o pastoras pueden casarse y es preferible que lo hagan para que tengan cubierta la necesidad de no estar solos y sean un ejemplo para la sociedad.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com