Cinco poemas para seducir a estudiantes de literatura

Por redaccionnyl el 23/05/2018

Conquistar a estudiantes de literatura es fácil para académicos jóvenes y escritores cuarentones. Pero aquí vamos a hablar de cinco poemas que todos los sujetos de otros oficios deberían saberse si piensan iniciar ese cometido.

Es importante divulgar que los versos de Pablo Neruda y Mario Benedetti no sirven en este caso porque son demasiado simples para cerebros que buscan más. Si a esas estudiantes les gustaran los poemas fáciles, estudiarían Periodismo Mención Audiovisual o simplemente algo así como Arquitectura. Aquí estamos bregando con mujeres inteligentes, así que el deber es serlo en una mayor medida.

Seducir a estas jóvenes pasa por una mezcla entre tristeza, optimismo y cultura. Los siguientes poemas son simples ejemplos, así que sirve aprenderse otros versos de los mismos autores. Todos son breves y ninguno es claramente de amor. La seducción no es cuestión de caminos rectos sino de demostración a cuentagotas.

luminación. Por Andrés Neuman

El alma existe.
Y huele
a sales y calor,
lleva un silbido impuro,
arde como la menta
y se pliega y se ciñe
a tu vientre.

El amor le es dado a cualquiera. Por Vladimir Maïacovski

El amor le es dado a cualquiera
pero…
entre el empleo,
el dinero y lo demás,
día tras día
se endurece el subsuelo del corazón.

Invocaciones. Por Alejandra Pizarnik

Insiste en tu abrazo,
redobla tu furia ,
crea un espacio de injurias
entre yo y el espejo,
crea un canto de leprosa
entre yo y la que me creo.

Hasta la carne. José Sarmago

Otros dirán en verso otras razones,
Quién sabe si más útiles, más urgentes.
Éste no cambió su naturaleza,
Suspendida entre dos negaciones.
Ahora, inventar arte y manera
De juntar el azar y la certeza,
Se lleve en eso, o no, la vida entera.

Como quien se muerde las uñas cercenadas.

Mar eterno. Por José Emilio Pacheco

Digamos que no tiene comienzo el mar
Empieza donde lo hallas por vez primera
y te sale al encuentro por todas partes

Por favor, evite dedicarle los poemas. Son para ser usados en medio de conversaciones pertinentes. No se le ocurra estar forzando su empleo porque perderán todo el efecto.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com