Cinco poemas de Blanca Andreu que son joyas actuales y brutales

Por María Beatriz D'Andrea el 24/02/2019

Caracterizados por transmitir la realidad de manera poética sobre el mundo donde habitamos así son los poemas de Blanca Andreu. Palabras que exhiben cada aspecto de la humanidad desde lo romántico hasta los sentimientos de rebeldía.

De origen español su nacimiento fue en el año 1959 en La Coruña, lugar de su residencia actual desde 1993.

Ha sido ganadora de varios premios a lo largo de su carreta como escritora y por su poesía. Estos premios han sido “Premio Adonais” (1980) y “Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo” (1982). También ha sido ganadora del “Premio Laureá Melá de Poesía” en el año 2001.

Entre sus obra destacan “La tierra transparente”, “Sueño Oscuro” y “Báculo de Babel”. Así como también “Capitán Elphistone” y “De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall”.

A continuación te traemos cinco de sus poemas para que puedas regalarte unos minutos de sabiduría. Conoce a una de las escritoras perteneciente a la “Generación Postnovísima” de poetas españolas.

1. Desde Irak

Respóndeme, político, ¿por qué
quieres desfigurar la faz del mundo?
¿Por qué quieres cortar
las cabezas azules de mis templos?
¿Por qué quieres
salpicar con mi sangre
a tu pueblo inocente?
¿No sabes que si envías
la muerte a visitarme
volverá sobre ti, boomerang en retorno?
¿Por qué quieres
matar mi casa
romper mi niño
quemar mi perro?

2. “Hombres de los océanos”

Navego sobre trigo celeste
entre hierbas azules por los campos marinos.
Aquí son gaviotas las tórtolas
y el mirlo, cormorán.
Los que labran estos húmedos surcos
de color verde o índigo
recogen plata
si siembran sueños o deseos
de volver al hogar.

3. “Dos”

Y casi espíritu de fuego,
casi la empuñadura de una idea del fuego
aire de pájaro o espada, pero espía,
en tu interior hay ciervos y prodigios,
acaso un charco de oro.

4. “Ofrenda”

Decidme, agua, fuego furioso, nuvia del infierno,
sobre la grande mar redoblan los tambores
del enemigo viento y retumban como campanas
los lingotes de cobre en la sentina.
Decidme, lastre o mercancía, fardos de especias, negros
fueron sacrificados al gran ladrón, fueron por la borda,
sombras raptadas, ropas, animales
y una mujer.

5. “Marina del color del amor”

Eres la estrofa azul, el poema verde
que mi amor me recita con su sonrisa roja
que me canta mi amor
con alma gigantesca y dedos negros.
Eres el verso azul inacabable
hecho de estrellas y de cielo líquido
sembrado de naranjas y de lunas
donde ata mi amor sus pensamientos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com