Cinco breves poemas de Rafael Alberti para soñar y volar

Por María Beatriz D'Andrea el 16/02/2019

Los poemas de Rafael Alberti son conocidos por poseer una extensa variedad temática que refleja la evolución de su vida. Desde el amor, lo metafórico y el humor que contiene su poesía se puede apreciar el estilo cambiante en su obra.

Fue un poeta que nació en el año 1902 en Cádiz y murió en el año 1999 en Madrid, España. Perteneció a la élite de los grandes poetas españoles de la Generación del 27.

Por su gran trabajo y talento ganó el “Premio Nacional de Literatura” (1925) y el “Premio Cervantes” (1983).

Las obras más importantes de este escritor y también dramaturgo son “Sobre los Ángeles”, “Marinero en Tierra” y “Cal y Canto”.

Es por ello que te traemos cinco de sus poemas más interesantes para que puedas conocer a fondo parte de su legado. Una poesía colorida abundante en recursos literarios, romance y folklore.

1.¡Amor!, gritó el loro…

¡Amor!, gritó el loro.
Nadie le contestó de un chopo al otro.
¡Amor, amor mío!
Silencio de pino a pino.
¡Amooor!
Tampoco el río le oyó.
¡Me muero!
Ni el chopo,
ni el pino,
ni el río
fueron a su entierro.

2. Canción de amor

Amor, deja que me vaya,
déjame morir, amor.
Tú eres el mar y la playa.
Amor.
Amor, déjame la vida,
no dejes que muera, amor.
Tú eres mi luz escondida.
Amor.
Amor, déjame quererte.
Abre las fuentes, amor.
Mis labios quieren beberte.
Amor.
Amor, está anocheciendo.
Duermen las flores, amor,
y tú estás amaneciendo.
Amor.

3. Metamorfosis del clavel

Al alba, se asombró el gallo.
El eco le devolvía
voz de muchacho.
Se halló signos varoniles,
el gallo.
Se asombró el gallo.
Ojos de amor y pelea,
saltó a un naranjo.
Del naranjo, a un limonar;
de los limones a un patio;
del patio, saltó a una alcoba,
el gallo.
La mujer que allí dormía
le abrazó.
Se asombró el gallo.

4. Sixtina

Tú mi vida, esta noche me has borrado
del corazón y hasta del pensamiento,
y tal vez, sin saberlo, me has negado
dándome por perdido ya en el viento.
Más luego, vida, vi cómo llorabas,
entre mis brazos y que me besabas.

5. Por amiga, por amiga…

Por amiga, por amiga.
Por amiga, por amiga.
Sólo por amiga.
Por amante, por querida.
Sólo por querida.
Por esposa, no.
Sólo por amiga.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com