Científicos imploran comer menos carne tras la urgencia climática

Por Valentina Rausseo el 26/11/2019

Para nadie es un secreto que la crisis climática se ha incrementado en los últimos años, de hecho, ya es una realidad que tenemos que afrontar.

Algunas de las consecuencias que más han afectado a nuestro planeta son sequías, inundaciones, incendios y pérdidas en la biodiversidad; sólo por nombrar las principales.

Que no nos tome de sorpresa que los gobiernos, en una gran fusión con el sector científico y tecnológico, saquen las fuerzas para combatir esta crisis.

La parte científica, incluso, está ahora mismo implorando de distintas formas y a numerosos grupos de personas que «coman menos carne» como una de las medidas de más peso para enfrentar la crisis.

Además, en un estudio publicado en el periódico BioScience, un grupo de científicos declararon «emergencia climática», y detallaron seis áreas de acción que deberían llevarse a cabo para ralentizar los efectos del cambio climático.

Once mil firmas de científicos provenientes de 153 países bastaron para iniciar un análisis de 40 años de información que contenían datos referentes a deforestación, niveles de fertilidad y emisiones de carbono, y fue así como se llegó a la conclusión de que existen seis áreas de acciones que los expertos consideran importantes de realizar.

En conclusión, con una estilo de vida vegetariano y sin abuso ambiental, es posible reducir de forma significativa las emisiones de metano y otros gases de efecto invernadero, así como la liberación de terrenos usados para ganado.

Este hecho también reduciría los desperdicios alimenticios o alimentos que no se consumen y terminan en la basura.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com