Christina Aguilera se acepta como una señora, pero no renuncia a sus ganas

Por redaccionnyl el 23/06/2018

Ser una señora no significa renunciar a las ganas de sentirse joven a través de distintas ideas y circunstancias. Christina Aguilera lo sabe y por eso quiso enviar ese mensaje con unas fotografías que van entre la liberación y la resignación.

Hay un cuento de Juan Carlos Onetti que se llama “Bienvenido, Bob”. Allí hay un hombre común y corriente que está enamorado de la hermana del magnífico Roberto, el tipo más coll que jamás había visto el pueblo. Roberto siempre odió a este hombre por considerarlo menos. Pero pasados los años, los dos terminaron inevitablemente convertidos en perdedores. En amigos también. No importó que uno tuviera sueños más grandes que el otro. Todo quedó en la imaginación. El título es para que Bob, el anterior Roberto, entienda a lo que lo llevó la vida.

“Bienvenida, Chrsitina” sería demasiado. Sobre todo porque la cantante norteamericana no se ha resignado a la vejez. Estas fotos lo demuestran. Ella quiere quemar sus últimos cartuchos y asumir los años que le vienen con dignidad. Aún puede tomarse imágenes así. Mientras pueda, se dejará. Aún canta como un ángel y eso le durará más. Pero la belleza no. Esa se irá gastando con cada día que pase.

Onetti siempre nos presentó un universo (más bien un pueblo) pesimista y lleno de derrotados. Cuando pasamos los 35 viene una época así en la vida. Pero ocurre a causa de comparaciones, de la publicidad bombardeando nuestros cerebros y de la insistencia por pensar que lo mejor de la vida está en el futuro.

Y bueno, quizá ando deprimida y por eso termino escribiendo estas sandeces cuando me manda a ponerle texto a unas fotos de Christina Aguilera. Pero yo creo que alguna vez ella también se ha sentido así, pues. Así es la vida. No sé qué coño estoy escribiéndo, ya déjenme en paz.

Lo de las ganas en el título es porque bueno, se la ve que quiere verse como bonita. Tiene derecho. Una tiene derecho a que la quieran. ¿Verdad? Aquí están las fotos, que de paso están bien lindas.

Christina Aguilera también tiene derecho

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com