Chiquinquirá, el delirio de los cincuentones de este continente

Por Mariana Betancourt el 21/09/2018

Chiquinquirá Delgado es famosa desde hace tanto tiempo que ha logrado gustarle a varias generaciones… como a cuatro.

Pero hay una generación que la ama a niveles casi ridículos: la de los cincuentones actuales. Claro, debe ser porque la vienen viendo desde que quedó como primera finalista en el Miss Venezuela de 1990, y porque además la han visto en sus tres grandes relaciones amorosas: Guillermo Dávila, Daniel Sarcos y Jorge Ramos.

El primero es un cantante al que llaman «el ídolo de una generación», el segundo es un animador bastante simpático y el tercero el periodista en español más conocido de Estados Unidos.

La fama de Chiquinquirá radica en que nació bonita y tiene un trasero espectacular. Quien hable de talento, miente, porque talento no es sonreír y describir lo que pasa en un programa sin equivocarse. Delgado está buena y ya. Punto. Y lo sigue estando a los 46 años.

Por eso los cincuentones de este continente la consideran su delirio. Por eso es noticia todo lo que hace.

Actualmente «Chiqui» es coanimadora en un programa que se llama «Mira Quién Baila», y a la gente le sigue gustando su presencia. Su hija, Maria Elena Dávila, es una de las bellezas más impactantes de las redes sociales, pero el público de la madre sigue siendo más grande.

A continuación, las imágenes más destacadas de esta obsesión de la mediana edad.

Chiquinquirá, la obsesión de la mediana edad

Si le extraña el nombre Chiquinquirá, debe saber que la animadora es de una peculiar región de Venezuela donde la gente cree mucho en las vírgenes y otras estatuas. Entonces, le pusieron ese nombre por la Virgen de Chiquinquirá, que dicen que es una manifestación regional de María, la israelí elegida por Dios para dar a luz a su hijo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com