Charlotte McKinney, la modelo que envió a todo el mundo al diablo y se puso a trabajar

Por redaccionnyl el 05/03/2018

Como era disléxica y su cuerpo había comenzado a desarrollarse antes de Tiempo, Charlotte McKinney sufrió de las burlas de los otros niños. De hecho nunca le fue bien en la escuela y decidió abandonarla a los 17 años convencida de que algún día sería modelo.

Quizá no una modelo de pasarela, pero sí modelo de algo. No se imaginaba usando Channel ni Prada, pero sabía que su figura era una bomba de tiempo. Tocó cientos de puertas en agencias y nunca se cansó, hasta que apareció Instagram y supo que esa red social cambiaría su carrera.

Por eso comenzó a subir fotos. Una por aquí, otra por allá…. Fotos y más fotos. ¡Ah, conque ahora se pueden subir videos! Alguno no estará de más. Así, Charlotte se convirtió en poco tiempo en una de las grandes celebridades de esa plataforma que ahora usa casi todo el mundo. ¿Quieres que promocione tu producto? ¡Págame!

De todas formas no se iba a quedar con la Internet como única fuente. Firmó con una agencia de modelos y en 2015 protagonizó uno de los comerciales del Superbowl más famosos de todos los tiempos.

También participó en uno de esos concursos de baile y hasta se metió a actriz porque era el siguiente paso de una carrera prometedora.

La moraleja de Charlotte

Lo que enseña esta modelo a todos los que se saben con talento y no son tomados en cuenta es obvio: manda a todos al carajo y ponte a trabajar, que seguro te llamará cuando tu esfuerzo te dé resultados.

Claro que el talento de esta obra de arte es obvio. Parafraseando a Óscar Wilde, el talento mudo de la belleza, el que no necesita explicaciones.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com