Charlize Theron, irreconocible tras subir 22 kilos para una película (+fotos)

Por redaccionnyl el 19/04/2018

Como siempre, la sudafricana Charlize Theron se ha vuelto a comprometer con un papel para una película hasta las últimas consecuencias.

Ahora arriesgó su figura y quizá hasta su salud para interpretar a Marlo, una madre de tres hijos, en la película Tully.

«Quería sentir lo mismo que sentía esta mujer. Creo que fue la mejor manera de acercarme a ella y poder entender su estado mental», dijo Theron.

Theron confesó que la necesidad de engordar para el papel la afectó incluso a nivel psicológico: «Me vino una tremenda depresión. Por primera vez en mi vida estaba comiendo mucha comida procesada y tomando demasiada azúcar. No fui una persona muy divertida durante la grabación de esta película».

Además explicó la dificultad que supone engordar para una persona que ha pasado su vida ejercitándose. «De repente terminas de comer y tienes que volver a hacerlo porque es tu trabajo».

¿Qué comía Charlize Theron

Parece ridículo hablar de esto, pero estamos impresionados. La actriz confesó que tenía que comer hamburguesas en restaurantes de comida rápida para desayunar. «Me acuerdo que tenía que poner el despertador para levantarme a la madrugada a comer para poder mantener el peso».

Charlize contó los detalles de su dieta: «Me levantaba literalmente a las dos de la mañana y tenía un plato de fideos con salsa de queso al lado mío. Me levantaba sólo para comer… Simplemente me lo embutía, me lo empujaba por la garganta. Es difícil mantener ese peso».

La transformación física sorprendió tanto a sus dos hijos que pensaban que estaba embarazada. Cuando terminó de grabar comenzó lo más difícil. Tuvo que pasar un año para volver a su peso.

«Me preocupé. Empecé a pensar que me estaba tomando demasiado tiempo«, confesó Charlize y explicó, «Cuando hice Monster, dejé de comer entre comidas durante cinco días y enseguida volví a mi normalidad. Tu cuerpo a los 27 es un poco diferente al cuerpo que tienes a los 43, y mi doctor me lo hizo saber. Tienes 42 años, cálmate, no te estás muriendo, todo está bien».

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com