Elsa. Un cuento de Felisberto Hernández

Italo Calvino, quien prologó la versión italiana de «Nadie encendía las lámparas» definió a Felisberto Hernández como «un escritor que no se parece a nadie: a ninguno de los europeos y a ninguno de los latinoamericanos, es un ‘francotirador’ que desafía toda clasificación y todo marco, pero se presenta como inconfundible al abrir sus páginas». A continuación su cuento «Elsa».

El primer beso. Por Clarice Lispector

Pertenece a la tercera fase del modernismo, el de la Generación del 45 brasileña. De difícil clasificación, ella misma definía su estilo como un «no estilo». Lo mejor de su repertorio está en los cuentos, y este es un buen ejemplo breve.

Cinco fábulas de Esopo que debemos seguir leyendo

Las fábulas del griego Esopo deben seguir pasando de generación en generación porque aunque hoy parezcan primitivas, olvidarlas haría que la humanidad repita otra vez los mismos errores. Aquí están apenas cinco para colaborar con ese cometido.

Cinco microcuentos filosóficos de Costas Axelos

El filósofo francés Costas Axelos escribió en 1971 el libro «Cuentos filo-sóficos», con el que manifestó su pensamiento filosófico a través de la literatura. Su vida pudo acabar en la II Guerra Mundial, pero logró escapar de una condena a muerte. Hoy estos relatos nos recuerdan los ‘breves y extraordinarios’ compilados por Bioy Casares y Borges.

El ascensor que bajó al infierno. Un cuento de alto impacto

El sueco Pär Lagerkvist ganó el Nobel de Literatura en 1951. Su obra se caracteriza por el pesimismo, la angustia, la indagación de la naturaleza humana y las constantes alusiones a la muerte. Este cuento es, como decimos en el título, en serio de alto impacto. Léalo y sorpréndase.