Argumento ad crumenam, la falacia de que el rico es el que tiene la razón

Por redaccionnyl el 08/05/2019

El argumento ad crumenam (argumentum ad crumenan) es una falacia que consiste en concluir que algo es cierto porque lo dice alguien que es rico.

Se trata de una falacia muy común en todas las áreas de la cultura, desde las películas a la música pasando por las artes plásticas.

En lógica, una falacia es un argumento que parece válido pero no lo es. Hay falacias que se comenten intencionalmente para manipular a los demás y otras que se dan por simple ignorancia o descuido.

Ejemplos de falacia ad crumenam

Los ejemplos más comunes de esta falacia se pueden hallar en la vida cotidiana, como cuando alguien le dice a un hombre instruido: «Si eres tan listo, ¿cómo es que no eres rico?»

O como cuando alguien dice que tal propuesta es buena porque la apoyan los ricos y la rechazan los pobres.

Otro caso muy tomado en cuenta ocurre con el siguiente diálogo:
– Ese hombre es un estúpido.
– ¿Estúpido? Gana más que tú.

La falacia opuesta

La falacia opuesta a la ad crumenam es el argumentum ad lazarum, que supone que una idea es cierta porque la dice alguien que es pobre.

Por ejemplo, si se habla de un problema social, se escuchará siempre a alguien decir que razón la tienen los pobres porque padecen los problemas y no los expertos porque son ricos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com