Aplican arresto domiciliario a un sintecho y no podemos parar de reírnos

Por redaccionnyl el 15/06/2017

Un hombre sin hogar cumple un arresto domiciliario en Estambul (Turquía) pero, como no vive en ningún inmueble, su castigo es no abandonar una zona pública confinada próxima a una estación de autobuses, que consta como su dirección oficial, informa «Hurriyet Daily News».

El 14 de abril, Baris Alkan fue detenido por consumo y venta de droga. Un fiscal solicitó su detención, pero un juez rechazó esa demanda y estableció una medida de control que se suele aplicar a las personas que residen en una vivienda.

El abogado de Alkan, Oktay Ozer, subraya que el condenado «duerme al aire libre», con lo cual no puede sufrir ese castigo: «¿Cómo se va a aplicar». Sin embargo, el letrado añade que en Italia se dictó una sentencia similar hace 10 años.

¿Cómo se aplica?

Este «sintecho» ha comenzado a cumplir su condena en un área vacía rodeada de placas de metal. Como las autoridades han confiscado su teléfono, la única manera de comunicarse con él es recorrer el vecindario y preguntar a alguien que lo conozca.

Alkan tiene prohibido abandonar el lugar —que también es el «hogar» de muchas otras personas— y está a la espera de que se resuelva su caso. «La Policía me detiene en todas partes» y, «si salgo, dicen que es «un crimen»», explica el damnificado.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com