El antimadridismo existe porque existe el bien

Por Néstor Luis González el 18/04/2018

Luego del penal que Cristiano Ronaldo le marcó a la Juventus en el minuto 98, los medios de comunicación que defienden los intereses del Real Madrid han comenzado a hablar del antimadridismo tratado de hacer ver al equipo blanco como una víctima del odio del mundo.

Comenzaron a preguntarles a los miembros del club si creen que existe el antimadridismo y ellos dijeron con toda la razón del mundo que sí. Unos alegaron que se trata de envidia y otros que es algo con lo que deben bregar por ser el equipo más grande del mundo.

Realmente el antimadridismo sí existe. En eso estamos claros. Se trata de un fenómeno que cada año se alimenta de los muchísimos penales pitados a favor de los merengues, de los goles en fuera de juego que les convalidan (incluso en finales), de la costumbre arbitral de añadir tiempo “hasta que marque el Madrid” y de la filosofía blanca de ganar a costa de lo que sea.

El Real Madrid no juega fútbol, gana. No importa si juega mal o bien. Su destino es ganar, ganar y ganar. Blatter se burla de Cristiano Ronaldo y tras una reunión con Florentino Pérez, se alarga misteriosamente (y por primera vez en la historia) la votación al Balón de Oro. Todos los que vemos fútbol sabemos que el enemigo a vencer es el Real Madrid porque es un equipo que juega dentro y fuera del campo. Y eso de rabia. Ya se sabe que si Messi jugara en el Madrid, la duda no existiría.

Es tal el poder mediático del Real Madrid que ha logrado hacer creer a buena parte del público que Cristiano Ronaldo, trocado en delantero centro total, puede llegar a ser mejor que el todocampista Messi. En programas como El Chiringuito (el brazo mediático más obvio del club) se ha llegado a decir que Messi es apenas “un buen regateador”, pero que en lo referente al fútbol, Cristiano es el que sabe. Ese es un chiste que se cuenta solo.

Digo que “el antimadridismo existe porque existe el bien” porque soy venezolano y sé cómo funciona el mundo para que a los poderosos todo les salga bien. Al final se habla de casualidades, de destino, de tener la razón…

Veo el palco del Bernabéu y entiendo perfectamente por qué existe el antimadridismo. Es que hay gente a la que no le gusta el juego de poder, ni que los fiscales que piden cárcel para jugadores del Barcelona estén sentados junto al presidente del Real Madrid, ni que se simule una corte de tiempos pretéritos ni que se use a un club como símbolo de la necesidad de mantener las cosas como están porque así funcionan y porque así nos benefician.

Mientras existan personas que no acepten las cosas como les son dadas, mientras haya gente con ganas de cambiar al mundo y enfrentar el establishment, habrá antimadridismo.

Ni siquiera es algo de fútbol sino de visión del mundo. El Real Madrid predica que todo puede ser solucionado con dinero, y como sus fanáticos ya están convencidos de esto, el diario Marca les alimentó los espíritus en plena crisis de resultados con especulaciones sobre la compra de Neymar. Que nadie llore. El antimadridismo es una respuesta contracultural necesaria.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com