Actores que murieron tras leer Atúk, el guion maldito de Hollywood

Por redaccionnyl el 23/07/2018

Basada en la novela de 1963 El Incomparable Atuk, del escritor canadiense Mordechai Richler, Atuk es una sátira sobre el racismo y la vida moderna.

El productor Norman Jewison compró los derechos del libro en 1971, y el guionista Tod Carroll sacó un borrador, pero aún no se ha rodado. Y no por falta de intentos, lo que ocurre es que, según algunas teorías, el guion mata a cualquier actor que exprese interés en el papel principal.

John Belushi

Atúk fue escrita con la idea de un actor como John Belushi, la estrella de los Blues Brothers. Su productor, Norman Jewison estaba emocionado con lo absorto que el actor estaba en el papel, después de pasarse 10 años buscando a alguien como él.

Sin embargo, pocos meses después, encontraron muerto a Belushi en el Hotel Chateau Marmont de Hollywood. En un primer momento, creyeron que se trataba de una sobredosis accidental de drogas, pero poco después su amiga y traficante de drogas Catherine Evelyn Smith fue acusada de homicidio.

Sam Kinison

Sobre 1988, la producción se reanudó con el comediante Sam Kinison, quienes muchos aseguran asumió el papel sin ni siquiera leer el guion. Pero a pesar de todo, la producción se detuvo solo ocho días después de empezarla. United Artists, el estudio detrás de Atuk, demandó a Kinison por amenazarlos con actuar mal de forma intencionada.

Pocos años después, el conocido alcohólico murió en una colisión frontal en la ruta estadounidense 95 de California. Lo más irónico es que el iba sobrio, mientras que el joven de 17 contra el que chocó no. Muchos aseguran que el momento fue escalofriante, y que el actor parecía mantener una conversación con algo que nadie más podía ver justo antes de morir.

John Candy

En 1994, dos años después de la muerte de Kinison, el papel protagonista de Atuk se le ofreció al extraordinario personaje John Candy. Nunca pudo llegar a tomar una decisión porque murió antes de un ataque al corazón.

Michael O’Donoghue

Era conocido que John Candy no gozaba de buena salud cuando falleció, pero lo que se considera la maldición de Atuk es que, pocos meses después, su amigo y guionista Michael O’Donoghue murió inesperadamente de una hemorragia cerebral. Según diversas fuentes, Candy le pasó el guion o lo leyeron juntos.

Chris Farley

Fue el siguiente elegido para el papel. Parece que sin enterarse de la ya conocida maldición, Farley se emocionó con el guion y estuvo apunto de aceptarlo, antes de morir, supuestamente de una sobredosis de cocaína y morfina en el John Hancock Center de Chicago en 1997.

Phil Hartman

No está verificado, pero hay quiénes aseguran que Chris Farley compartió el guion de Atuk con el comediante Phil Hartman. Trágicamente, fue asesinado por su mujer meses después de la muerte de Farley.

Desde entonces, el guion sigue guardado en una cajón. Sin embargo, se ha convertido en la mayor leyenda urbana de Hollywood, apareciendo continuamente en programas televisivos y en documentales sobre el mundo del cine.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com