9 creencias científicas que nunca imaginaste que son falsas

Por redaccionnyl el 05/06/2018

Más de una vez habrás afirmado que alguna de estas creencias científicas son ciertas. Seguro que hasta te enfrascaste en alguna discusión sin sentido por culpa de alguna. Te aseguramos que te sorprenderás al saber que algunas son falsas. Muy falsas.

1. Los camaleones no cambian de color dependiendo de su entorno.

Podría haber sido útil en muchos casos, dado que los camaleones no están armados adecuadamente para defenderse de cualquiera que quiera atacarlos, pero este mito no es verdad. Aunque esta creencia es extremadamente popular, a decir verdad, su color depende por completo de su estado emocional.

2. La ballena azul no es la criatura viviente más grande en la Tierra

Es enorme, no lo dudes, pero no es el ser vivo más grande. De hecho, ese título se lo lleva un hongo, y su nombre es Armillaria ostoyae, o como se le conoce ahora, Humongous Fungus.
Esta seta melífera, ganadora de un récord, ha estado creciendo en el bosque nacional de Malheur en Oregón, Estados Unidos, desde hace aproximadamente 2 mil a 8 mil años (no se puede estimar su edad exacta). Ocupa 880 hectáreas (2 200 acres), y su mayor parte está escondida del ojo humano.

3. Las cucarachas no sobrevivirían a una guerra nuclear

Muchas personas tienden a pensar que las cucarachas son indestructibles. De acuerdo, es verdad que han existido por mucho más tiempo que los humanos (aproximadamente 280 millones de años) y que son muy difíciles de eliminar cuando se forman plagas en las casas. Además, pueden vivir sin cabeza durante mucho tiempo. Pero un experimento científico realizado en 1959, demostró que las cucarachas estarán entre los primeros insectos en morir en caso de una catástrofe nuclear.

4. Comer muchas zanahorias no mejorará tu vista

Las zanahorias son una buena fuente de vitamina A, cuya deficiencia conduce a la ceguera nocturna, una condición que hace que tus ojos se adaptan a la oscuridad muy lentamente. La forma más fácil de mejorar ese padecimiento es aumentar la ingesta de esa vitamina, la cual se encuentra con mayor frecuencia en el caroteno. Las zanahorias poseen ese elemento, por supuesto, pero ¡los albaricoques, los arándanos, las espinacas, y otras verduras con hojas oscuras tienen aún más!
Comer muchas zanahorias solo le dará a tu piel un tono naranja, y no te ayudará a ver mejor en la oscuridad

5. La cantidad de sueño recomendada es de menos de 8 horas

En 2004, el profesor Daniel Kripke publicó un artículo en el que afirmaba que los adultos que duermen durante 8 horas mueren más jóvenes que los que descansan 6 o 7 durante la noche. Su estudio tomó 6 años, e incluyó a 1,1 millones de participantes. Las personas que durmieron durante menos de 8 horas, pero no menos de 4, se mantuvieron con vida hasta el final de la investigación.

6. Los humanos tienen más de 5 sentidos

Todos estamos familiarizados con nuestros 5 sentidos, la vista, el olfato, el tacto, el gusto, y el oído, los cuales fueron mencionados hace siglos por Aristóteles. Pero según una opinión común, hay al menos 4 sentidos más que los humanos poseen.

Termocepción: sensación de calor (o su ausencia) en nuestra piel.

Equilibriocepción: sensación de equilibrio y agilidad impulsada por las cavidades en el oído interno, las cuales están llenas de líquido.

Nocicepción: sensación de dolor que experimentan nuestra piel, articulaciones y órganos.

Propriocepción: el sentido del cuerpo. Puedes darte cuenta de dónde están las partes de tu organismo sin verlas o sentirlas.

7. El agua no es transparente, tiene un color

La gente está acostumbrada a pensar que el agua es clara y transparente, y que la razón por la cual los mares y los océanos parecen azules se debe al reflejo del cielo. Sin embargo, este líquido es realmente de ese color. Puedes ver que posee un tono azul muy claro si miras en el interior de un hoyo profundo en la nieve, en un hielo espeso, o en una cascada congelada.

8. El oxígeno no es la sustancia más común en el mundo

Si te preguntas qué tiene de especial esta roca de aspecto ordinario, no estás solo. Este es un mineral de óxido de titanio de calcio, compuesto de titanato de calcio, y se llama perovskita. Comprende casi la mitad de la masa total de nuestro planeta. Los científicos piensan que el manto de la Tierra está compuesto por este elemento, pero esta hipótesis aún no se ha demostrado.

9. El resfriado común no es tan habitual

Las estadísticas son alarmantes, pero basándonos en ellas podemos decir que la depresión, una de las enfermedades más comunes en el mundo, es mucho más habitual que los resfriados. Hace 10 años se pronosticó que esta condición llegaría a ser muy generalizada para el 2020, y desafortunadamente se propagó mucho más rápido de lo que se esperaba.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com