7 pensamientos comunes que bloquean tu creatividad

Por Valentina Rausseo el 28/09/2019

La creatividad es una cualidad presente en todos los seres humanos, aunque en muchas ocasiones parezca que las personas creativas son especiales, difíciles de encontrar o tienen un talento extra.

Pero la verdad es que todos tenemos la capacidad de inventar cosas nuevas, abrirle espacio a pensamientos extravagantes y añadirle al mundo ideas que antes no existían.

Pero si eres de aquellos a quienes se les hace cuesta arriba desarrollar esa habilidad, seguro estás teniendo presente uno o varios de los 7 pensamientos comunes que bloquean tu creatividad.

Y éstos son:

1. Pensar que necesitas saberlo todo

Muchas veces se cae en el error de creer que, para desarrollar una idea o proyecto, necesitas tener todo el conocimiento necesario al respecto. No es así. Mas bien si empleas la mayoría de tu tiempo tratando de documentarte, al final declinarás porque se pondrá de manifiesto la falta de motivación para llevar a cabo lo que tienes en mente.

2. No creer en ti

La falta de confianza o creencia en uno mismo, es, si se quiere, el problema principal a la hora de echar a andar tu creatividad.

Puedes tener muchas ideas, pero si estás lleno(a) de dudas, jamás las vas a soltar, y mucho menos a ejecutar.

3. Decir «no es el momento adecuado»

Pensar que hay «un momento adecuado» para iniciar un proyecto, es igual a estancarte, porque entonces mientras estás sumergido en la idea d que aún no es el momento, comienzas a distraerte en la preparación del mismo proyecto, o incluso en otras actividades, hasta que se te va la vida y así quedó…

4. Buscar obsesivamente la perfección

Puedes buscar la perfección en cada trabajo que hagas. Eso no es del todo malo, siempre y cuando no te quite tiempo o te impida actuar en su totalidad. Porque luego al final, buscando la perfección, no tendrás un resultado perfecto ni imperfecto; peor, no obtendrás resultado alguno.

5. Sentirte abrumado

Llenarse de tantas ideas puede traer como consecuencia una paralización total de tus ganas cuando llegue el momento de ejecutar. Y no sólo eres propenso a abrumarte de ideas, sino también de cosas materiales. Y la peor parte, de dudas.

No pienses que tienes que estar abastecido de todos esos factores que te nombramos antes. Lo único que necesitas para empezar a actuar, son muchas ganas y atreverte.

6. Miedo al fracaso

En la mayoría de las veces, no has empezado a actuar cuando ya estás sintiendo miedo al fracaso. Es una de las sensaciones más comunes a la hora de emprender o querer llevar a cabo una idea.

Que siempre te sirva de inspiración el hecho de no tener aquello que quieres comenzar a hacer, y piensa siempre que ningún sentimiento de temor o miedo logrará arrebatarte tanto las ideas como las ganas de levantarlas.

7. Miedo a la incertidumbre

Más común de lo que crees. Porque siempre tienes la duda, y esas ganas de saber «¿qué va a pasar después?».

Los trabajos creativos dependen, en buena parte, de la perseverancia y la constancia, pero nunca está de más aquello que llega de imprevisto o espontáneo, como quien dice.

Así que, de llegar a experimentar estos dos últimos, no te cierres. Y no pienses por nada del mundo que tu proyecto será incierto en un futuro.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com