20 pinturas de Monet que llenarán tu cerebro de impresionismo

Por redaccionnyl el 18/04/2019

Las pinturas de Monet cambiaron del realismo al impresionismo hacia la mitad de la década de 1860. Eso le costó un duro golpe a su economía personal, pero, lejos de rendirse, siguió.

El nombre impresionismo viene de un comentario despectivo del crítico de arte Louis Leroy al ver el cuadro de Monet «Impresión, sol naciente». Se usó para generalizar todas las obras expuestas en el salón de artistas independientes de París entre abril y mayo de 1874.

Aparte de ser el padre principal de esta movimiento, Claude Monet fue el pintor más impresionista de todos. Y eso que habrá que sumarle a la lista nombres como Camille Pissarro, Edgar Degas, Pierre-Auguste Renoir, Paul Cézanne, Alfred Sisley y Berthe Morisot.

A continuación, haremos un repaso por 10 de sus obras impresionistas. En todas, la luz es la gran protagonista. Habrá que decir que antes de la Revolución Industrial, era imposible pintar al aire libre sin que se secaran rápidamente las pinturas. Así, la invención de los pomos permitió salir a pintar y desencadenó esta fiesta de luz que fue el impresionismo.

Impresión, sol naciente

Fue la pintura que dio nombre al impresionismo. Está en el Museo Marmottan Monet de París. Fue pintada como en 1872 y representa el puerto de El Havre, ciudad en la que Monet pasó gran parte de su infancia. El cuadro fue robado de ese mismo museo en 1985 y recuperado en 1990.

Catedral de Rouen

Esta es una serie compuesta de varias pinturas que muestran el impacto de la luz en la misma catedral en diferentes horas del día. Fueron pintadas alrededor de 1890 y actualmente están expuestas en diferentes museos de todo el mundo.

El estanque de lirios de agua

La pintó en 1899 y está desde 1929 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Parecidas a esta por el motivo y la composición, Monet dejó otras 250 pinturas.

Amapolas

Monet pintó este cuadro en 1873 y un año después lo presentó en la primera exposición impresionista junto a otros como «Impresión, sol naciente». El artista había llegado de un viaje por el Reino Unido y se instaló en la comuna de Argenteuil, donde captó este hermoso paisaje.

Mujer con sombrilla

Este lo pintó cuando ya estaba convencido de que seguiría con el impresionismo toda su vida, en 1875. Se trata de una representación de su esposa y su hijo bajo los efectos de la asombrosa luz impresionista. Actualmente está en la Galería de Arte Nacional de Washington.

San Giorgio Maggiore al atardecer

Pintado entre 1908 y 1912, este cuadro está en Gales: en el Museo Nacional de Cardiff.

Álamos

Monet tuvo que pintar esta serie desde un bote en el río Epte. Ocurrió que los árboles fueron subastados y Monet tuvo que comprarlos porque no había terminado su obra. Luego los vendió a una empresa maderera.

La pasarela japonesa

Este cuadro muestra un puente japonés que Monet hizo trasladar a su casa rural. Lo pintó hacia 1899.

Playa en Pourville

Este es un óleo sobre lienzo de 1882 que actualmente se encuentra en Polonia. Antes, había estado desaparecida por 10 años porque un artista de la falsificación se la robó y la sustituyó. En el año 2000 fue recuperada.

Baño en la Grenouillère

Esta es de 1969, cuando Monet era desesperadamente pobre al igual que su amigo Renoir. Ambos querían pintar este cuadro. Así se lo hizo saber Monet a su amigo Frédéric Bazille en una carta.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com