20 frases de Benito Juárez para que México vuelva a mirarse las entrañas

Por redaccionnyl el 27/08/2018

Cuando leemos las frases de Benito Juárez desde el desastre actual, puede pasarnos por la cabeza que solo son propias del tiempo que le tocó vivir.

Sin embargo, esas palabras son lo que aún estamos buscando ser como país, y recordarlas es abrir nuevos espacios de esperanza para lograrlo.

Las mejores frases de Benito Juárez

1. ¿Por qué México, mi país, es tan extraño que está formado, a mitad y mitad, de una fuente inagotable de ternura y de un pozo profundo de bestialidad?

2. No deshonra a un hombre equivocarse. Lo que deshonra es la perseverancia en el error.

3. Los gobiernos civiles no deben tener religión, porque siendo su deber proteger la libertad que los gobernados tienen de practicar la religión que gusten adoptar, no llenarían fielmente ese deber si fueran sectarios de alguna.

4. Como hijo del pueblo nunca podría olvidar que mi único fin debe ser siempre su mayor prosperidad.

5. El gobierno tiene el sagrado deber de dirigirse a la Nación, y hacer escuchar en ella la voz de sus más caros derechos e intereses.

6. En política, la línea recta es la más corta.

7. El principio de no intervención es una de las primeras obligaciones de los gobiernos, es el respeto debido a la libertad de los pueblos y a los derechos de las naciones.

8. Tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder y no de trajes ni de aparatos militares propios sólo para los reyes de teatro.

9. Nada de contemporizaciones con los hombres viciados y con los que se han acostumbrado a hacer su voluntad como moros sin señor.

10. Mi deber es no atender a los que sólo representan el deseo de un corto número de personas, sino a la voluntad nacional.

11. Aquel que no espera vencer, ya está vencido.

12. La instrucción es la primera base de la prosperidad de un pueblo, a la vez que el medio más seguro de hacer imposibles los abusos de poder.

13. La democracia es el destino de la humanidad futura; la libertad, su indestructible arma; la perfección posible, el fin a donde se dirige.

14. Es imposible, moralmente hablando, que la reacción triunfe.

15. No reconozco fuente de poder más pura que la opinión pública.

16. Todo lo que México no haga por sí mismo para ser libre, no debe esperar, ni conviene que espere, que otros individuos u otras naciones hagan por él.

17. Haya energía para cumplir la ley; esto bastará para que la nación se salve y sea feliz.

18. No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No se pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía queproporciona la retribución que la ley les señala.

19. Mexicanos: Hemos alcanzado el mayor bien que podríamos desear, viendo consumada por segunda vez la independencia de nuestra Patria. Cooperemos todos para poder legarla a nuestros hijos en camino de prosperidad, amando y sosteniendo siempre nuestra independencia y nuestra libertad.

20. El pueblo que quiere ser libre lo será. Hidalgo enseñó que el poder de los reyes es demasiado débil cuando gobiernan contra la voluntad de los pueblos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com