15 frases de Henry Kissinger para alterar a la izquierda

Por redaccionnyl el 28/11/2017

Como diplomático, Henry Kissinger fue fuerte y a la vez negociador. Cuando hablamos de la política internacional de Estados Unidos en el siglo XX, hay que hablar también de él. Fue secretario de Estado con Nixon y Gerald Ford, y consejero de Seguridad durante todo el mandato del primero.

Fue el artífice de la denominada «política de distensión» con la Unión Soviética y China. También fue el que puso fin a la Guerra de Vietnam y el que gestionó la Guerra de Yom Kippur.

Nadie olvida además que durante sus gestiones la CIA intervino en varios golpes de Estado en América Latina. Sus críticos lo relacionan no sin pruebas con Pinochet y con la dictadura argentina. La polémica en torno a su figura no ha cesado ni siquiera ahora que tiene 94 años.

En 1973 le dieron el Premio Nobel de la Paz junto a Le Duc Tho por el cese al fuego en Vietmam. Como los enfrentamientos volvieron, el vietnamita devolvió el premio, pero Kissinger no. Detrás de toda esa polémica, hubo muchas frases. Tantas palabras que había que hacer una compilación. Estas frases alteran a la izquierda que no lo soporta. Son incómodas. Pero alguien tenía que reunirlas y para provocar parece que estamos hechos.

Las mejores frases de Henry Kissinger

1. El comunismo encuentra gran audiencia allí donde no gobierna.

2. El noventa por ciento de los políticos dan mala reputación al diez por ciento restantes.

3. Los desafíos de esta magnitud no se pueden resolver por un mundo fragmentado en nación-estado autónoma o bloques rígidos.

4. El poder es el último afrodisíaco.

5. La diplomacia: el arte de limitar el poder.

6. Cada éxito sólo compra una entrada a un problema más difícil.

7. La historia no conoce de descansos y mesetas.

8. Nunca nadie va a ganar la batalla de los sexos; hay demasiada fraternidad con el enemigo.

9. Para estar absolutamente seguro de algo, uno debe saber todo o nada al respecto.

10. La tentación de América es creer que la política exterior es una subdivisión de la psiquiatría.

12. Como estadista, uno tiene que obrar con la suposición de que los problemas se tienen que resolver.

13. Incluso un paranoico tiene algunos verdaderos enemigos.

14. Los intelectuales son cínicos y nunca han construido una catedral.

15. En el proceso hemos perdido de vista una de las máximas leyes de la guerra de guerrillas: la guerrilla gana si no pierde. El ejército convencional pierde si no gana.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com