10 grandes obras del cine sobre el cambio climático

Por redaccionnyl el 30/10/2019

En los últimos años, con la creciente preocupación de la sociedad por el calentamiento global han surgido grandes obras del cine sobre el cambio climático.

El género documental es el que más ha notado el creciente interés en esta problemática; sin embargo, igualmente las películas de ficción también han servido de plataforma para poner el foco en salvar a nuestro planeta.

A continuación te ofrecemos una serie de las películas recientes más destacadas que ponen el foco sobre el cambio climático.

Documentales sobre el cambio climático

Una verdad incómoda, de Davis Guggenheim (2006)

Este largometraje documental mezcla fragmentos de la vida personal del ex vicepresidente estadounidense con su participación en una serie de conferencias en las que advierte sobre los peligros del cambio climático. El germen de este documental tuvo su germen en una charla que el político dio en el año 2004 sobre el cambio climático a la que le asistió la productora cinematográfica Laurie David, según cuenta este artículo, que le interesó tanto su mensaje que quiso trasladar a la pantalla aquella presentación. El film tuvo una notable acogida ante la crítica y recibió varios premios, entre ellos dos premios Oscar

Gracias por la lluvia, de Julia Dahr (2017)

Cuando Kisily Musya, un humilde granjero keniano, comenzó a utilizar su cámara para narrar los efectos del cambio climático en su tierra, nunca habría adivinado que años después viajaría París para asistir a la XXI Conferencia sobre el Cambio Climático.

Comprar, tirar, comprar, de Cosima Dannoritzer (2010)

Este documental pone de manifiesto las estrategias de las grandes empresas para limitar la durabilidad de sus productos; es decir, lo que se conoce como la obsolescencia programada. El film se inicia con un joven barcelonés al que se ha estropeado su impresora de manera repentina; a partir de ahí, comienza un recorrido por la historia de la economía que ha llevado a las empresas a hacer productos peores tan solo para continuar el consumo.

Comedias sobre el cambio climático

¿Para qué sirve un oso?, de Tom Fernández (2011)

En esta comedia protagonizada por Gonzalo de Castro y Javier Cámara, que interpretan a dos hermanos enamorados de la naturaleza con dos personalidades tan antagónicas como su forma de relacionarse con el medio ambiente. El director Tom Fernández dijo, en declaraciones recogidas por El Mundo, que la película era «ante todo debía ser una película divertida y socarrona, en lugar de un panfleto sobre el cambio climático porque ya hay muchos y muy buenos».

La mujer de la montaña, de Benedikt Erlingsson (2018)

Ganadora del premio de Cine LUX 2018 del Parlamento Europeo en el año 2018, La mujer de la montaña presenta a Halla, una profesora de canto que se ha convertido en activista medio ambiental cuando decide luchar contra la industria de aluminio de su país. Sin embargo, todo su mundo se tambalea cuando recibe una carta en la que le aceptan la solicitud de adopción de una niña. Dirigida por el islandés Benedikt Erlingsson, el mensaje ecologista se mezcla con comedia, cine musical e incluso suspense.

Cine de animación sobre el cambio climático

Wall-E, de Andrew Stanton (2008)

El noveno largometraje de Pixar Animation Studios es una historia de amor muy bien contada y, al mismo tiempo, una invitación a grandes y pequeños a plantearse por la sostenibilidad de nuestro planeta en el que un pequeño robot, Wall-E, cuyo único cometido es recoger la basura, se encuentra con la bella EVA, otra robot de la que se enamora perdidamente y a la que estará dispuesto a seguir a lo largo de la galaxia.

Lorax: En busca de la trúfula perdida, de Chris Renaud y Kyle Balda (2012)

Este film pone de manifiesto:

  • La importancia de cuidar juntos, en comunidad el planeta.
  • Nos enseña que no podemos aprovecharnos a nuestro antojo de la naturaleza.

En la película, un joven adolescente, Theo, decide salir en la búsqueda del árbol trúfula para poder conseguir el amor de la chica que le gusta. Por suerte, se cruzará en su camino con Lorax, una criatura entrañable pero algo gruñona y que está dispuesta a todo para proteger el medio natural.

Ponyo en el acantilado, de Hayao Miyazaki (2009)

La defensa de la naturaleza es una problemática que siempre ha estado muy presente en las películas de Hayao Miyazaki y en Ponyo en el acantilado se refleja de una forma muy clara gracias a que la naturaleza juega un papel en la trama de esta historia inspirada en el cuento de La Sirenita. Esta historia tiene como protagonista a Sosuke, un niño de corta edad, que se encuentra con una niña pez, a la que apoda con el nombre de Ponyo. Pronto se vuelven grandes amigos, pero el padre de Ponyo, que vive en el océano, no verá con buenos ojos que su hija se quede en tierra firme.

Películas de ciencia-ficción sobre el cambio climático

Avatar, de James Cameron (2009)

Estamos en el año 2.154. Jack Sully, un ex marine que se ha quedado en silla de ruedas, viaja a Pandora a través del programa Avatar para poder extraer un mineral que podría ser muy útil para solucionar los problemas con la energía que hay en el planeta Tierra. Solo hay un problema: los Na’vi, las criaturas nativas de Pandora, se interponen en su camino. Para poder relacionarse con ellos, ya que el clima de Pandora es tóxico, Sully y sus compañeros se meten en la piel de un avatar con forma de Na’vi. Ahí Sully conoce a Neytiri, una chica de la que se enamora y por la que tendrá que decidir de qué lado está: el de los humanos o con Pandora.

El día después de mañana, de Roland Emmerich (2004)

El especialista en cine de catástrofes, el alemán Roland Emmerich, dirige este blockbuster que pone de relieve uno de los mayores temores del ser humano: el poder que puede llegar a tener la naturaleza ante el cambio climático. Llega de efectos especiales, muy efectistas, y con el protagonismo de dos rostros bien conocidos de la gran pantalla, Dennis Quaid y Jake Gyllenhaal, esta película trepidante y llena de acción pretende concienciar sobre los efectos devastadores que puede tener la naturaleza pero sin renunciar al más puro entretenimiento.

Alejandro Plaza / Compañías de Luz

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com