10 frases de Paulo Coelho que bien pudo haber dicho una ballena

Por redaccionnyl el 29/01/2018

Por azar o por simple ocio nos dimos a la tarea de leer algunas frases de Paulo Coelho. Las leímos en voz alta para que se escucharan en toda la redacción y de pronto hubo un silencio más que incómodo.

Entendimos que las historias de este escritor disfrazaban las obviedades de sus sentencias. Solo nos faltó leer que estar feliz es bueno y estar triste es malo. Eso sí, cada frase está revestida de grandeza y de la rara convicción de que son auténticas revelaciones.

Uno de nosotros recordó a la mujer que asegura poder hablar con los animales, y lo que supuestamente le dijo una vez una ballena al borde del océano: «El amor es lo más importante». Bien bonito, sí. Pero cada palabra de este brasileño aparte de la narración de lo que hacen sus personajes es una afrenta a la inteligencia humana.

El brasileño puede escribir prescindiendo de lo que diga cualquier biblioteca del mundo. Sin embargo, no lo hace del todo. Él escucha o lee una historia ajena y la simplifica y la une con otra. Luego mete sus frases de impulso emocional y tarda solo cuatro semanas en terminar un libro de 400 páginas. Fórmula infalible.

Aunque una ballena no podría ser capaz de elaborar una historia a partir de otra (no que nosotros sepamos), sí podría, según aquella señora que habla con los animales, decir frases como estas. Frases obvias sobre la existencia, sentencias que suenan bien porque parecen escritas por el buen salvaje de Rousseau, pero que tienen más que ver con lo que diría un animal enorme desinteresado por las verdaderas tribulaciones de los seres humanos.

Frases de Paulo Coelho

1. La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante.

2. Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él.

3. Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.

4. Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla.

5. Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena.

7. Algunas veces hay que decidirse entre una cosa a la que se está acostumbrado y otra que nos gustaría conocer.

8. El que está acostumbrado a viajar, sabe que siempre es necesario partir algún día.

9. Morir mañana es tan bueno como morir cualquier otro día.

10. La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com