10 derechos que ya no tienen los venezolanos aunque cueste creerlo

Por redaccionnyl el 20/01/2018

En cada basurero de Caracas hay uno o varios venezolanos hurgando a ver si encuentran sobras para comer. La oposición al gobierno quiso usar esa evidencia para obligar a una salida anticipada de Nicolás Maduro. Pero el hambre no se capitaliza nunca.

Tres meses de protestas y más de cien muertes a manos de las fuerzas de seguridad solo se transformaron en llanto y resignación. Mientras tanto, en las calles retumba una frase que parece suicida: «No vuelvo a votar nunca más«.

Venezuela vivió una época de abundancia insólita cuando, hasta hace apenas unos años, el precio del petróleo tocó techos inimaginables. Antes de eso, en 1998, el país era considerado rico pese a las pronunciadas desigualdades que había dejado la corrupción durante 40 años. El barril de petróleo estaba a 14 dólares.

En 1999 Hugo Chávez se convirtió en presidente y la providencia quiso darle la oportunidad de cambiar para siempre el derrotero de la nación: el barril de petróleo superó los 100 dólares por barril y permaneció así por varios años.

Lea también: Cinco decisiones de Hugo Chávez que enviaron a Venezuela directo a la ruina

Había dinero para todo. Entonces más que nunca se creyó innecesario exportar otra cosa que oro negro. ¿Aprovechó Venezuela su boom igual que los demás países petroleros?

A continuación mostraremos 10 derechos que perdieron los venezolanos aunque cueste creerlo.

Alimentación

Tras un mes entero de trabajo, un venezolano gana poco más de tres dólares. Ese es el salario mínimo calculado al dólar del marcado negro. ¿Y el dólar oficial? No se puede adquirir. Imposible. Es como si no existiera. Por eso los precios aumentan cada semana según la variación del único dólar que se puede comprar.

Además está la escasez. Al 20 de enero de 2018 no hay en toda Caracas carne, harina de maíz (principal alimento de los venezolanos), pollo, papel higiénico, huevos, atún, arroz, leche, pasta de dientes, azúcar, harina de trigo, ni casi ningún producto de primera necesidad; y el que se consigue es a precios de mafia.

Ademásn: La ciudad donde es más fácil conseguir cocaína que pan

La desnutrición es evidente en las calles, en los hospitales y hasta en los puestos de trabajo.

Vida

El hambre ha acentuado la delincuencia. Los robos son lo de menos. Tardarse en entregar el teléfono celular o el auto, puede terminar en una bala en la cabeza. No hay cifras oficiales desde los tiempos del presidente Chávez. Luego están los secuestros, los enfrentamientos entre grupos armados, los ajustes de cuentas que quedarán impunes… La ley es la bala.

Salud

Venezuela ha tenido los peores hospitales públicos del mundo incluso cuando el petróleo estaba a más de 100 dólares por barril. Pero ese es el drama que toca a los que necesitan atención médica. Otro drama es el que sufren los que requieren medicinas. No hay antibióticos de ningún tipo en ninguna farmacia. Tampoco medicamentos para asmáticos, epilépticos, cardiópatas o personas con condiciones especiales. Nada. Cuando llegan, desaparecen de inmediato. Si vas a Venezuela, ten cuidado con todo, pero principalmente trata de no enfermarte.

Identificación

Si un venezolano tiene un pasaporte cuya fecha de vencimiento está próxima, tiene esperanzas de conseguir una prórroga (una pegantina que hace válido el pasaporte viejo) que no aceptan en todos los países. Pero si no tiene pasaporte, no lo tendrá porque desde hace meses «no hay plástico».

El Servicio Autónomo de Identificación está repleto de funcionarios corruptos que abiertamente ofrecen conseguir la prórroga de forma rápida. Pero no se atreven a trabajar por un pasaporte nuevo porque es imposible: «No queremos quedar mal con los clientes».

Agua

En Caracas hay comunidades a las que el servicio de agua potable llega cada 28 días. En Valle de La Pascua, estado Guárico, los habitantes tuvieron casi cuatro meses sin agua hasta que llegó por unos días luego de una revuelta. Los barrios de clase media tienen agua de forma intermitente, pero gracias a enormes tanques de reserva.

Tranquilidad

Es común que lleguen a tu casa para robarte. No le pasa a la mayoría de las personas, pero pasa tanto que ya las víctimas no ponen la denuncia a menos que todo termine en tragedia.

Las personas temen a los motorizados y el gobierno lo sabe. En tiempos electorales se ha escuchado a algún vocero chavista decir: «Salga la fuerza motorizada de la revolución, la clase media le teme a las motos». El motivo es obvio: con el tráfico de Caracas, nada es más efectivo que robar en una motocicleta con un arma de fuego y luego escapar. Pero también los colectivos (bandas armadas por el gobierno para defender la revolución) suelen disparar sin problemas contra quienes lo deseen.

Luego están los civiles armados por defensa propia. Si te chocan y te pones violento, todo puede terminar en disparos.

Aspirar a un futuro mejor

La deserción universitaria es del 50% en la Universidad Central de Venezuela luego del quinto semestre. En la Universidad de Los Andes, es del 60%. El motivo es obvio. Hay que comer y nadie que estudie va a ganar honestamente para soñar con una casa, ni con un auto y mucho menos con una familia.

Educación de calidad

Quienes no logran entrar a Universidades como las privadas, la Universidad de Oriente, La Universidad de Los Andes o la Universidad Central de Venezuela, entre otras, están condenados a no aprender. Las universidades alternativas se centran en enseñanzas revolucionarias que no permiten a sus egresados competir en el mundo real.

Justicia

La mayoría de los crímenes quedan impunes desde hace años. La estructura de justicia es tan burocrática que los juicios se deciden según la cantidad de dinero que ofrezca cada una de las partes. La mayoría de los jueces se venden al mejor postor y eso es público y notorio

Democracia

La oposición ganó con supermayoría en el Parlamento. Pero hoy el Legislativo válido es uno que fue elegido luego únicamente por los venezolanos que apoyan al gobierno. El otro, la Asamblea Nacional, no es tomada en cuenta para nada.

Además las elecciones se hacen según la estrategia gubernamental para mantenerse en el poder y la persona que preside el Poder Electoral es abiertamente chavista.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com