10 datos para que no vuelvas a ver a Leonardo da Vinci con los mismos ojos

Por redaccionnyl el 02/08/2018

Leonardo da Vinci fue sin duda uno de los mas grandes genios de la historia. Pintor e inventor son apenas dos de sus múltiples oficios. Encarnó al hombre de conocimientos totales del Renacimiento. Pero también tenía secretos.

A continuación, 10 datos que te impedirán seguirlo viendo con los mismos ojos.

1. Estuvo en la cárcel

A los 24 años bajo cargos de sodomia; aunque fue arrestado y condenado, permaneció preso pocos días debido a sus conexiones políticas.

2. Aceptaba todos los encargos

Pero no prometía acabarlos, pues «una obra de arte nunca se termina, sólo se abandona». Y esto lo hacía con frecuencia, sobre todo cuando empezaba a tener roces con el cliente.

3. Fue cocinero

en la taberna Los Tres Caracoles, que abrió junto con el también pintor Sandro Botticelli. Pero los artistas tuvieron que cerrar el negocio porque, además de que el servicio era pésimo —se tardaban tres horas en atenderte—, servían poquita comida y todo el que probaba lo que cocina «Leo», se intoxicaba.

4. Fue maestro de festejos y banquetes

De la corte de Ludovico Sforza «el Moro», y acabó echándole a perder el banquete por su boda con la hija del Dux: los animales se comieron el pastel y toda la cena se sirvió fría. ¡Valiente chefcito!

5. Sólo realizó 30 pinturas

casi todas quedaron inconclusas. Su fama es por los dibujos, planos y notas de inventos; entre ellos: una escafandra de buzo, sus modelos de anatomía humana y un boceto de máquina que imitaba el vuelo del colibrí.

6. Su obra cumbre, La Monalisa, no tiene cejas

Está bizca —según los médicos—, padece un agrandamiento de la glándula tiroides, parálisis de Bell, rechina los dientes y no sonríe por una hipofunción asimétrica de los músculos faciales.

7. Si no hubiese sido ilegítimo, quizá no habría sido pintor

sino notario, como su padre. Sus oportunidades de asistir a la universidad se truncaron porque su mamá era una campesina.

8. Era uno de los primeros italianos en pintar con óleo

en lugar de con témpera de huevo; la innovación técnica le dio mayor luminosidad a sus obras y permitió conservarlas mejor, salvo La última cena, en la que experimentó con otra técnica y por eso está tan deteriorada.

9. Se dice que era vegetariano por motivos «humanitarios»

Pero diseccionaba cadáveres que se robaba de los cementerios y diseñó maquinaria de guerra para el duque de Florencia, además de una máquina ¡para filetear viva a una vaca!

10. Era zurdo y disléxico

Escribía sus notas con técnica de espejo —o sea, de derecha a izquierda— porque temía que le robaran sus ideas, y alteraba un poco las precisiones de sus máquinas para que nadie las pudiera hacer funcionar.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com