10 actores que casi enloquecen interpretando a un personaje

Por Valentina Rausseo el 22/04/2019

Podría decirse que los actores apegados al «método» de Konstantín Stanislavski son los más propensos a enloquecer interpretando a un personaje.

Pero la verdad es que con algo de drogas, alcohol, depresiones y una vida completamente carnal, ni siquiera hay que estudiar ni meterse demasiado en el personaje para llegar a la locura.

A continuación, 10 ejemplos que ya son clásicos en este tópico.

El exorcista

Linda Blair

Con sólo 13 años, Linda Blair saltó al estrellato gracias a su personaje de Regan MacNeil en «El exorcista», catalogada como la mejor película de terror de todos los tiempos.

Linda asegura que, cuando se estrenó la película, necesitó tratamiento psicológico. Y es que dice que recibió muchas amenazas de muerte, a tal punto de tener cuerpos de seguridad contratados por la Warner Bros reguardando su casa.

Psicosis

Janet Leigh

Después de la legendaria cinta, Janet Leigh se convirtió en una víctima de su papel y, al parecer, nunca más volvió a ducharse tranquila.

La escena de la ducha de esta película es una de las más famosas del cine, y le creó tal trauma, que confesó que sólo se duchaba cerrando la ventana y bloqueando la puerta desde la parte interior.

¿Quién engañó a Roger Rabbit?

Roger Rabbit

Según declaró el mismo Bob Hoskins, el papel del detective privado Eddie Valiant es el más difícil que ha interpretado en su vida.

Cuando el rodaje terminó, Bob confesó que sentía que las caricaturas lo perseguían, por lo que estuvo meses recibiendo terapia psicológica.

Pánico y locura en Las Vegas

Johnny Depp as Hunter Thompsom

El soñador loco y escritor sin reglas, Hunter Thompsom, fue interpretado por Johnny Depp. Y para ello, el actor se sumergió en una atmosfera vieja y dañina en el mundo del periodismo.

Al parecer, Depp vivió unas semanas como si fuera el Thompson real. Y al terminar el rodaje, admitió que su personaje se había convertido en un virus que le estaba afectado la mente.

The Doors

Val Kilmer as Jim Morrison

Durante un año completo, Val Kilmer vistió la ropa de Jim Morrison y no vio otra cosa que videos de sus conciertos con la intención de imitar la mímica y los movimientos del icono del rock.

Años más tarde, Kilmer confesó que necesitó ayuda profesional para sacar al personaje de su mente. Dijo que llegó a no poder diferenciar su vida de la de James Douglas Morrison.

Batman, el Caballero Oscuro

El Guasón

Heath Ledger era muy perfeccionista, y eso lo llevó a ser una verdadera víctima de su personaje.

Al prepararse para el papel del jocker, el actor creó “El diario del jocker”, y en el reflejaba el carácter multifacético del personaje que tenía que interpretar.

El cerebro del actor se lo tomó tan en serio, que pasó varias semanas sin salir de una habitación, creándole tal obsesión que le impedía desconectarse de lo irreal.

Para poder descansar, Ledger comenzó a tomar tranquilizantes que mezclaba con somníferos y analgésicos y que finalmente, le costaron la vida.

El Conjuro

El conjuro

Vera Farmiga confesó que recibió dos avisos de lo que ella considera que fueron las fuerzas sobrenaturales.

El primero fue tres rasguños que vio en su ordenador portátil mientras hablaba por teléfono con su director sobre el papel de la película.

Y el segundo, fueron otros tres rasguños idénticos pero esta vez, en su propia piel, un día que regresaba a casa luego de grabar.

El Resplandor

El resplandor

Shelley Duval sintió toda la pesadez del director Stanley Kubrick y se pasaba llorando casi 12 horas diarias; y para que se sintiera aún peor, tenía que tolerar que todo el equipo la tratara con indiferencia para sumirla en un total agotamiento emocional.

Estas técnicas no las llevó muy bien, lo que le acarreó varios problemas de nervios, pérdida de cabello y una posterior depresión que quiso curar con alcohol.

El Pianista

El pianista

La dolorosa experiencia de El Pianista fue una verdadera revelación y renacimiento para Adrien Brody.

Para prepararse para su papel, Brody rechazó usar su coche, su enorme casa y dejó de tener contacto con su familia.

Y como no le era suficiente, también dejó de comer; lo que creó en el actor tanta desesperación, que junto al dramatismo de su personaje y la película, le llegó una profunda depresión de la que tardó meses en recuperarse.

Los miserables

Fantine

El trágico papel de Anne Hathaway como Fantine en «Los miserables» ha sido el reto más serio durante toda su carrera.

El papel requería cortar su largo cabello y perder de 10 a 15 kilos en sólo 20 días.

La peor parte es que las víctimas en la película afectaron realmente su salud mental, y confesó que necesitó algunas semanas para poder distinguir su realidad de la del papel que había interpretado.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com