Zooey Deschanel y el drama de ser tan cool que solo puedes salir con hombres talentosos

Por redaccionnyl el 08/07/2017

Zooey Deschanel es el ejemplo perfecto para ilustrar una circunstancia que los seres humanos hemos visto desde tiempos inmemoriales: el drama de las mujeres que son bellísimas y que además tienen personalidades arrolladoras. Su drama realmente no es suyo sino de los hombres que pretenden salir con ellas: primero porque las ven como un trofeo y segundo porque cuando al fin consiguen estar a su lado no pueden mantenerles el ritmo mental ni social, y muchas veces ni siquiera el económico.

Claro que Zooey Deschanel tiene una pareja estable con un par de hijos y se la ve profundamente feliz, pero verle su cara de ángel perfecto y entender que además es una cantante y comediante de altísimo nivel, inevitablemente nos hace pensar en esas mujeres que deben soportar, léase bien, la inseguridad de los hombres con los que andan.

Es un drama. Es un drama y lo sabemos porque a esta redacción llegan mujeres bellísimas a visitarnos: diseñadoras, cantantes, filántropas, todas inteligentísimas y todas con el sufrimiento por un hombre que les demanda ser menos ellas mismas cada día.

Entonces aparece la solución. Sal con un hombre talentoso. Eso a veces es peor porque los inseguros tienden a convertirse en los ayudantes de esas divas y luego, cuando tienen a un hombre talentoso al lado extrañan las atenciones ridículas que les prodigaban los anteriores. Entonces, todo el asunto es verdaderamente un drama. Un drama. ¡Un drama!

Sí, los hombres talentosos andan en lo suyo: ocupados trabajando en una idea que están seguros que les dará algún beneficio o que ya hace rato se los está dando, o simplemente dispersos en el legítimo ejercicio de la autodestrucción poética con alcohol, drogas y otros menesteres. Todo eso hace que las mujeres asombrosas sufran porque volver a salir con tipos normales les puede causar lesiones irreparables en el ego y porque quedarse con los talentosos es lanzar una moneda al aire. Una tragedia.

Ah, pero sí hay una solución real, al menos para las creyentes: deja que sea Dios quien te busque a tu pareja y deja de ser tan emocionalmente dependiente de los hombres: ocúpate de tus cosas y deja todo en manos del Altísimo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com