Volver sin nombre. Por Lewis Carroll

Por redaccionnyl el 28/11/2016

Volver sin nombre

Sería conveniente volver a casa sin nombre: si, por ejemplo, tu niñera te quisiese llamar para que estudiaras la lección, no podría decir más que “¡Ven aquí…!”, y ahí se quedaría cortada, porque no tendría ningún nombre con que llamarte y, entonces, claro está, no tendrías que hacerle ningún caso.

De “Alicia a través del espejo”, 1871

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com