Víctima del horror nazi cuenta su calvario en un campo de exterminio