Vargas Llosa defiende la literatura como garante de la democracia y libertad