La Mezquita Rosa, una hermosa excusa para conocer Irán