Un anuncio para encontrar pareja en 1865 conmueve al planeta 152 años después

Por redaccionnyl el 21/06/2017

Se trata de un campesino del siglo XIX que quería encontrar una mujer con la que compartir su vida. “Pero no sé como hacerlo”, confiesa en su texto.

Un anuncio de contactos publicado en un periódico de 1865 se ha hecho viral en Internet ahora, en 2017. Al parecer, se trata de un texto escrito por un joven granjero del condado de Aroostook, en el estado de Maine (EE.UU.), a través del cual anuncia su propósito de encontrar una mujer con la que casarse.

Una imagen del recorte de periódico está recorriendo las redes sociales, y en ella se puede leer el texto completo:

“Tengo 18 años, tengo una buena dentadura y creo en Andy Johnson, la bandera tachonada de estrellas (el himno nacional de Estados Unidos), y en el 4 de julio. He despejado 18 acres el año pasado, y sembrado diez de ellos. Mi alforfón parece de primera categoría, y la avena y las patatas son peleonas. Tengo 9 ovejas, un toro de dos años y dos novillas, además de una casa y un granero. Me quiero casar. Quiero comprar pan y mantequilla, faldas de aro y cascadas para alguna fémina durante el resto de mi vida. Eso es lo que me importa. Pero no sé cómo hacerlo”.

Una de las frases más extrañas y románticas del texto es “quiero comprar pan y mantequilla, faldas de aro y cascadas para alguna fémina durante el resto de mi vida”. Sin embargo, es una traducción engañosa. Sentimos estropear el posible romanticismo de la expresión, pero está hablando de ropa de la época, de tipos de falda, en concreto. Tando las faldas ‘read and Butter’ (pan y mantequilla) como las faldas tipo ‘waterfall’ (cascadas) eran prendas habituales en la moda femenina de la época, y en realidad nuestro joven campesino se refiere a eso.

Se desconoce si finalmente el joven encontró una mujer con la que cumplir su sueño, pero sabemos al menos que su encantador mensaje ha enternecido a muchas personas en todo el mundo un siglo y medio después de su publicación. Algo que muy probablemente era imposible de concebir en la mente de un joven agricultor norteamericano del siglo XIX.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com