Tres poemas impactantes de José Ángel Buesa para tres tipos de amor

Por redaccionnyl el 25/06/2017

Amor insatisfecho

Mi corazón se siente satisfecho
de haberte amado y nunca poseído;
así tu amor se salva del olvido
igual que mi ternura del despecho.

Jamás te vi desnuda sobre el lecho,
ni oí tu voz muriéndose en mi oído;
así ese bien fugaz no ha convertido
un ancho amor en un placer estrecho.

Cuanto el deleite suma a lo vivido
acrecentado se lo resta el pecho,
pues la ilusión se va por el sentido.

Y en ese hacer y deshacer lo hecho,
sólo un amor se salva del olvido,
y es el amor que queda insatisfecho.

Amor prohibido

Solo tú y yo sabemos lo que ignora la gente
al cambiar un saludo ceremonioso y frío,
porque nadie sospecha que es falso tu desvío,
ni cuánto amor esconde mi gesto indiferente.

Solo tú y yo sabemos por qué mi boca miente,
relatando la historia de un fugaz amorío;
y tú apenas me escuchas y yo no te sonrío…
y aún nos arde en los labios algún beso reciente.

Solo tú y yo sabemos que existe una simiente
germinando en la sombra de este surco vacío,
porque su flor profunda no se ve, ni se siente.

Y así, las dos orillas, tu corazón y el mío,
pues, aunque las separa la corriente de un río,
por debajo del río se unen secretamente.

Amor tardío

Tardíamente, en el jardín sombrío,
Tardíamente entró una mariposa,
Transfigurando en alba milagrosa
El deprimente anochecer de estío.
Y, sedienta de miel y de rocío,
Tardíamente en el rosal se posa,
Pues ya se deshojó la última rosa
Con la primera ráfaga de frío.

Y yo, que voy andando hacia el poniente,
Siento llegar maravillosamente,
Como esa mariposa, una ilusión;
Pero en mi otoño de melancolía,
Mariposa de amor, al fin del día,
Qué tarde llegas a mi corazón.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com