Tres poemas de Miguel Hernández para saber qué son la luz y la sombra

Cuando declamaba sus poemas, los ojos de los españoles se llenaban de una luz de esperanza que les entraba por los oídos. Cuando dejó de hacerlo, esas mismas personas conocieron las tinieblas.

Cuando declamaba sus poemas, los ojos de los españoles se llenaban de una luz de esperanza que les entraba por los oídos. Cuando dejó de hacerlo, esas mismas personas conocieron las tinieblas.