Tres cuentos brevísimos de Max Aub para delirar de risa

Alemán, francés, español y mexicano, la única nacionalidad que Max Aub eligió y no heredó fue la última. Fue en México donde su actividad cultural fue tan intensa que incluso saltó de las letras a la pintura usando otro nombre para confundir a la prensa y divertirse. Cultivó la poesía, la novela, el ensayo, el teatro… pero a nosotros nos gustan son sus cuentos –y los más cortos–, por eso elegimos tres y se los mostramos a continuación.

Alemán, francés, español y mexicano, la única nacionalidad que Max Aub eligió y no heredó fue la última. Fue en México donde su actividad cultural fue tan intensa que incluso saltó de las letras a la pintura usando otro nombre para confundir a la prensa y divertirse. Cultivó la poesía, la novela, el ensayo, el teatro… pero a nosotros nos gustan son sus cuentos –y los más cortos–, por eso elegimos tres y se los mostramos a continuación.