Todo era amor. Por Oliverio Girondo

Oliverio Girondo jugaba con los sonidos como pocos en su época, pero además los usaba para seducir. Porque Oliverio Girondo era, fundamentalmente, un seductor casi profesional.

Oliverio Girondo jugaba con los sonidos como pocos en su época, pero además los usaba para seducir. Porque Oliverio Girondo era, fundamentalmente, un seductor casi profesional.