La tendencia estética que hizo del cine para adultos algo bonito

Por redaccionnyl el 05/12/2015

Porno artístico
Porno artístico

La pornografía ha cambiado una barbaridad durante la última década. Ahora el público es más exigente y cada vez son menos las personas que se excitan con modelos brillantes de tanto aceite que imitan los sonidos de diversos animales salvajes.

Todo comenzó con la iluminación. De hecho, Dian Hanson, editora de American Pornografic Magazine, dijo alguna vez que la única diferencia entre el erotismo artístico y la pornografía estaba en la iluminación.

Cuando aparecieron las cámaras HD, las actrices porno tradicionales se negaron a trabajar con aquellas cosas que las dejaban en evidencia hasta en la más mínima imperfección o cicatriz producto de operaciones estéticas. Entonces productoras como x-art optaron por contratar a las siempre más económicas muchachas lindas y naturales que no tenían nada qué ocultar.

Se trataba de rubias como de 20 años que se veían bien, siempre bien, pero sin exagerar: muchachas lindas con las que todo el mundo quiere, pero muchachas normales.

Aquellas señoritas les llenaron las cabezas de morbo a las productoras y de inmediato nació lo que al principio se llamó porno artístico: mucha iluminación, un cuidado estético absoluto y horas de grabación para lograr un solo minuto de perfección erótica.

Con el tiempo hubo que cambiarle el nombre al movimiento porque los puristas argumentaron que todo era arte. Ahora se llama “high porn”.

Es tal la entrega a la estética de la imagen que en el “high porn” no hay diálogos: hay suficientes elementos para darle contexto a la escena. Casi siempre son noviazgos, amantes, matrimonios o tríos en una cama en la que predomina el color blanco y la que la luz se cuela hermosa desde las ventanas.

Los videos rara vez pasan de los 20 minutos. Suficiente. Todo es demasiado bonito y valioso como para pasarse un minuto. Además, las escenas son más cuidadas y más costosas.

Otra característica de este tipo de pornografía es que es la más vista por mujeres, pues el romance es la clave de esta manera novedosa de espiar a la gente linda cuando tiene sexo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com