Las cuatro dimensiones del Marqués de Sade

Ante todo, este escritor fue un hombre de su época, un hombre que se debatió entre la apertura pre liberal del siglo XVIII y su incierto futuro debido a las inminentes reformas sociales.

El vocablo ‘maestro’ y el patriarcado de nuestras bibliotecas

Andrés Neuman analiza en esta otra microrréplica la connotación de la palabra ‘maestro’ dicha desde el punto de vista del que admira a un escritor. La situación ocurre en América con normalidad y moldea el panorama literario hasta cierto punto. Lea a continuación este texto de Neuman que originalmente se llama “América, maestro”.

Una noche, un tren, cuatro escritores (una anécdota fascinante)

En 1968 , un levantamiento de estudiantes conmueve al mundo: La Primavera de Praga. Los checoeslovacos intentaban sacudirse de la opresión soviética y llevar adelante un experimento conocido como “socialismo con rostro humano”. Fue, por sobre todo, un levantamiento de estudiantes, que estalla en el contexto de levantamientos similares en París, Berkeley, Rosario, Córdoba… Fué ahogado a sangre y fuego por los tanques del Pacto de Varsovia, y las calles de Praga se mancharon de sangre joven.

Milán Kundera, el gran escritor checo, buscaba apoyo internacional y se contactó con tres de los más grandes intelectuales de América Latina.
Julio Cortázar, de Argentina, Carlos Fuentes de México y Gabriel García Márquez de Colombia. Ninguno de ellos lo dudó.

Esta es la historia de esa noche, en un tren camino a Praga, con cuatro de los más grandes escritores del Siglo XX, cuatro de las personas mas íntegras y sinceras de aquellas décadas de lucha.

Cinco escritores venezolanos del siglo XIX que debes leer

Los cinco escritores que aparecen en esta lista alcanzaron su consagración literaria en el mismo siglo en el que nacieron. Por eso no aparecen, por ejemplo, el vigoroso Rufino Blanco Fombona ni la apasionante Teresa de la Parra. En todo caso se trata de una pequeña muestra de todo lo que se escribió en ese siglo, y así como hay que leer a estos cinco, hay que leerlos a todos.