Taboo, una serie para resquebrajarse el entendimiento

Por redaccionnyl el 10/05/2017

Ahora que las grandes estrellas de Hollywood protagonizan series para la televisión sin vergüenza y más bien con orgullo, podemos ver historias a la medida de sus intérpretes con una recurrencia no antes vista en una escena que cada vez está más lejos de seguir llamándose “pantalla chica”.

Entre tantas maravillas apareció a principios de 2017 la monumental serie “Taboo”, una historia protagonizada por el actor Tom Hardy y escrita por él mismo con la colaboración para su adaptación a la televisión de su padre, el novelista y guionista Edward “Chips” Hardy y del escritor Steven Knight.

La serie es lo que en los noventas llamábamos una miniserie, pues está dividida solo en ocho capítulos, pero estos son de una composición poética monumental gracias a elementos como la dirección de Kristoffer Nyholm y Anders Engström, y a la música que en su totalidad suministra Max Richter.

Pero, ¿de qué trata Taboo? Todo ocurre en 1814, cuando un James Delaney (Tom Hardy) regresa a Inglaterra a propósito de la muerte de su padre tras pasar 12 años en África, donde ha cometido crímenes atroces y ha logrado el poder de comunicarse con los muertos al igual que lo hacía su padre.

Mucha gente está interesada en que Delaney no herede una terreno que su padre compró a los indígenas en América, pues poseerlo supone el control del estrecho clave de Nutka y la definición de la guerra entre Estados Unidos y Gran Bretaña. El protagonista debe entonces enfrentar a la Compañía Británica de las Indias Orientales y hasta a la misma corona, pero lo hace a través de sus extrañas cualidades espiritistas y de una inteligencia inusitada para aquellos tiempos de turbulencia.

Cada detalle cuenta. Es una serie para ver toda de una sola vez porque las ganas de saber qué está por ocurrir siempre vencen al televidente. Los historiadores están entre asombrados por la fiel recreación del momento histórico y molestos por la omisión de la monarquía española en Nutka, pero tanto el público y la crítica han descubierto con Taboo que Tom Hardy es un actor que está muy por encima de los altísimos niveles histriónicos que ya había mostrado en su carrera.

No deje de ver Taboo, una serie que lo hará dudar entre lo ilógico y lo absolutamente cerebral, ocho capítulos para resquebrarse el entendimiento.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com