Somos dos navajas esta noche. Por Isabel Carlota Roby

Por redaccionnyl el 04/05/2016

Mi lengua, la tuya
tus ojos, mis pechos
tu clavícula y su anzuelo.
Mi boca
tu vestido corto y negro
tus uñas rojas
tu caja de cigarrillos
tu perfume
tus caderas y mis huesos
mis dientes
las sonrisas.
Tú y yo llamando al placer
con la luz encendida
como una declaración absoluta
de indecencia.
El suelo frío en mi espalda
y el otro cuerpo y su peso
sobre el frío de mis pechos
la saliva y sus enredos.
La lluvia
entre mis piernas y las tuyas
mezclada en las gargantas
con el vino
copas rotas
y entre vidrios
todos los que dicen que no
pero nos miran.
Y tu vestido negro
como bandera
y tus piernas desnudas
y sus venas largas
y tu sangre marchando
a tiempo
en tus gemidos.
Bajas buscando apoyo
bajas casi gritando ayuda
bajas y pides perdón
y mi boca y el vino te reciben
y te mueves
como si fueras tú quien mueve al mundo
con toda la dirección del destino
en tu cintura
y de repente
toda la paz se alcanza
con todo tu peso
en mi mandíbula abierta.
Somos dos navajas esta noche
hechas para matar
sin darnos cuenta
y tu cuerpo temblando
es una inmensa pregunta
con su respuesta
en mi lengua.
Unos lo llaman facesitting
yo lo llamo gloria.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com