Sobre la dignidad del hombre. Por Giovanni Pico della Mirandola

Giovanni Pico della Mirandola se forjó una personalidad mítica a base de muchos libros. Leyó todo lo que consiguió a su paso y a su muerte era tan famoso como admirado. Siempre tuvo una opinión diferente a la del canon establecido, siempre estuvo un paso adelante de su tiempo. Hacia finales del año 1486 publicó en Roma sus “Conclusiones philosophicae, cabalisticae et theologicae”, conocidas como Las 900 tesis. Esa obra iba precedida de una introducción, que tituló Discurso sobre la dignidad del hombre, texto que usted puede leer a continuación y que representa todo un clásico, pues formula tres de los ideales del Renacimiento: el derecho inalienable a la discrepancia, el respeto por las diversidades culturales y religiosas y, finalmente, el derecho al crecimiento y enriquecimiento de la vida a partir de la diferencia.

Giovanni Pico della Mirandola se forjó una personalidad mítica a base de muchos libros. Leyó todo lo que consiguió a su paso y a su muerte era tan famoso como admirado. Siempre tuvo una opinión diferente a la del canon establecido, siempre estuvo un paso adelante de su tiempo. Hacia finales del año 1486 publicó en Roma sus “Conclusiones philosophicae, cabalisticae et theologicae”, conocidas como Las 900 tesis. Esa obra iba precedida de una introducción, que tituló Discurso sobre la dignidad del hombre, texto que usted puede leer a continuación y que representa todo un clásico, pues formula tres de los ideales del Renacimiento: el derecho inalienable a la discrepancia, el respeto por las diversidades culturales y religiosas y, finalmente, el derecho al crecimiento y enriquecimiento de la vida a partir de la diferencia.