Siete episodios muy perturbadores de la mitología nórdica

Por redaccionnyl el 23/11/2016

Mediaba el siglo XX cuando Borges aumentó la relación del mundo occidental con Escandinavia con algunos de sus relatos, luego aparecieron elementos de la cultura popular como “Calabozos y dragones” y otras creaciones del cine y la televisión.

Aunque esos conocimientos no son incómodos desde ningún punto de vista, hay episodios muy incómodos de la mitología nórdica que es mejor conocer. Algunos son descabellados y otros simplemente asquerosos. A continuación, 10 de esos momentos para que comiences a ver estos mitos con un ojo diferente.

1. UN MUNDO HECHO POR ASESINATO

ymir

Los nórdicos creían que el universo emergía de un abismo vacío que separaba dos mundos hechos de hielo y fuego habitados sólo por un ser misterioso y hermafrodita llamado Ymir, que se convirtió en madre y padre de la raza de los jotuns, espíritus caóticos de la naturaleza que luego serían los enemigos de los dioses nórdicos. Eventualmente, otro ser, Buri, entró en escena, y sus nietos, Vili, Ve y Odin, decidieron crear el mundo y llenarlo de vida.

Pero a diferencia de la concepción judeocristiana de Dios, las deidades nórdicas no podían crear sustancia de la nada, así que Odín y sus hermanos hicieron lo único sensible: mataron a Ymir y sacaron el mundo de su cuerpo y el cielo de su cráneo . La sangre de Ymir se convirtió en el mar, sus huesos y dientes se convirtieron en rocas y montañas, y sus cerebros las nubes. El acto de sacrificio dio gran poder a los tres hermanos, y procedieron a dar vida e inteligencia a los seres humanos.

2. Odín perdió un ojo y ganó mucho conocimiento

tumblr_mk4y7cleym1qc3daho4_500

La literatura popular hace de Odín el más importante de los dioses nórdicos, pero en realidad era una deidad impopular y su culto nunca se extendió más allá de poetas, chamanes y reyes. Odin practicaba el seidr, una forma de magia considerada poco viril y afeminada, y era el dios del frenesí, de la traición y de la muerte (además de la inspiración y de la sabiduría). Una obsesión particular suya era la acumulación de conocimiento, y envió a sus sirvientes, cuervos apodados “Pensamiento” y “Memoria”, al mundo para traerle noticias.

Los mitos nórdicos hablan de la búsqueda de Odín de los secretos del universo. La sabiduría llegó con un precio: para tener una visión del futuro, Odín sacrificó un ojo para beber de un pozo mágico. Pero lo peor estaba por venir. Para obtener el conocimiento de las runas, un sistema de escritura mágica que podría dar gran poder al usuario, Odín tuvo que apuñalarse con una lanza y colgarse de un árbol durante nueve días y noches. En memoria de este acto, los sacrificios a Odin fueron asesinados de manera similar – incluyendo algunos reyes cuyos súbditos se cansaron de sus fracasos.

3. Loki estaba dispuesto a dejarse embarazar para hacer sus maldades

loki

Loki era considerado un hermano por Odin y a la vez era algo así como un alter ego. Entre las muchas locuras que se le atribuyen destaca el haberse convertido en yegua para seducir al caballo de un gigante y evitar así la terminación de las murallas de Asgard. Lo curioso o asqueroso es que Loki se convirtió en la madre de un semental de ocho patas, Sleipnir que con el tiempo sería el caballo de Odín.

Las maldades de Loki finalmente lo alcanzaron cuando se hizo responsable de la muerte del hijo de Odín, Balder, y compuso versos escandalosos sobre sus dioses compañeros. Los dioses, cansados ??de soportarle, le ataron con cadenas hechas con las entrañas de su propio hijo y lo encerraron bajo la tierra para esperar hasta el fin de los días.

4. Las salvajes aventuras de Hadding

El escritor y erudito Poul Anderson llamó a la historia de Hadding “oscura y violenta incluso por los estándares de la saga”. Hadding, un rey mitológico de Dinamarca, fue enviado como un niño para ser fomentado por una familia de jotunes (hijos de Ymir, ). Cuando llegó a la edad adulta, se convirtió en el amante de su propia nodriza, sólo para verla desgarrada por poderes extraterrestres caóticos más allá de su comprensión.

Guiado por Odín disfrazado, ganó el reino de su padre y gozó de gran éxito en las guerras contra los reyes vecinos. Pero lo que sube, debe bajar, y Hadding, enfrentando la vejez y la muerte de amigos, terminó su vida colgándose en un arbolado de árboles sagrados como un sacrificio al mismo Odin.

5. Ser rey no siempre es bueno

Domalde, un legendario rey sueco, no tuvo una vida feliz. Se convirtió en rey cuando sus dos hermanos mayores asesinaron a su padre Visbur. Su madrastra lo maldijo con una vida de mala suerte, y parece que esa condena se cumplió.
Su reinado estuvo marcado por el hambre la muerte. Cuando llegó el hambre a su reino, los sabios sacrificaron bueyes a los dioses a ver si la situación cambiaba. Como nada mejoró, al año siguiente sacrificaron humanos. Pero como todo siguió igual optaron por sacrificar al mismo Domalde. Lo curioso es que los relatos sostienen que entonces sí mejoraron las cosechas.

7. La desquiciada historia de Völsunga

Völsunga es una de las más conocidas sagas nórdicas. Se ha convertido en la inspiración para obras tan diversas como el “Ciclo Anular” de Richard Wagner o “El señor de los anillos” de Tolkien (de hecho Tolkien también escribió un poema épico basado en la saga publicado póstumamente como La Leyenda de Sigurd y Gudrun).

Lo que ninguno de los escritores posteriores tomó de la saga para “inspirarse” es lo que narran los primeros capítulos: Una princesa llamada Signy se casa con el rey de los geats, Siggeir, quien la traiciona y mata a todo su clan dejándolos vivos solo a ella y a su hermano, quienes logran escapar pero están obsesionados con la venganza.

La princesa le pide a su hermano que mate a los hijos que tuvo con el traidor. Luego se acuesta con su hermano y tienen otro hijo: Sinfjötli, quien ayuda a su padre-tío a asesinar al antiguo esposo de su madre-tía quemándolo dentro del castillo. Pero Signy prefiere entonces morir quemada con Siggeir que huir con su hermano-esposo y con su hijo-sobrino.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com