Siete eclipses que marcaron la historia

Por redaccionnyl el 21/08/2017

1. El eclipse de Ugarit. Sucedió el 3 de mayo del año 1375 a. de C. y oscureció la zona durante dos minutos y siete segundos, o al menos eso se desprende del análisis realizado a esta tablilla descubierta en 1948. Sin embargo, la datación podría ser algo más moderna, ya que un trabajo posterior publicado en Nature en 1989 sugiere que la fecha real fue el 5 de marzo de 1223 a. de C. (la nueva fecha se basó en la datación histórica que aparecía en le propia tablilla, así como en el texto, que menciona que el planeta Marte era visible durante el eclipse). Los historiadores mesopotámicos de la ciudad portuaria de Ugarit, en el norte de la actual Siria, afirmaron que el sol “se había escondido avergonzado” durante este eclipse solar.

2. El eclipse de Ashur. No abandonamos la zona, ya que en 762 a. de C. el sol se eclipsó completamente durante 5 minutos en el territorio actual de Irak, que por aquel entonces formaba parte del imperio asirio. Los historiadores mencionan este evento en el mismo pasaje en el que se relata la insurrección de la ciudad de Ashur (actual Qal’at Sherqat), lo que sugiere que para estos narradores ambos eventos estaban relacionados.

3. El gran eclipse de la China antigua. En el 1302 a. de C., historiadores chinos documentaron (en fragmentos de caparazones de tortuga) un eclipse total solar que bloqueó la luz del sol durante 6 minutos y 25 segundos. Al considerarse al sol como un símbolo del emperador, el eclipse fue visto como una advertencia para el líder, que tras este fenómeno tuvo que comer solo vegetales y realizar rituales encaminados a rescatar al sol.

4. La muerte de Jesús. Los evangelios cristianos afirman que tras la crucifixión de Jesús el cielo se oscureció durante horas, lo cual fue considerado por los antiguos historiadores como un milagro o como una señal de los tiempos oscuros que habrían de venir. Basándose en este evento, ha habido historiadores contemporáneos que han intentado establecer la fecha de la muerte de Jesús. Para algunos, la crucifixión se enlaza con un eclipse que duró 1 minuto y 59 segundos sucedido en el año 29 de nuestra época. Otros prefieren relacionarlo con un segundo eclipse total, que bloqueó la luz solar durante 4 minutos y 6 segundos, ocurrido en el año 33.

5. El registrado por los árabes. El Corán menciona que un eclipse precedió el nacimiento de Mahoma. Los historiadores enlazan este evento histórico con un eclipse total que duró 3 minutos y 17 segundos en el año 569 de nuestra época. Además, el sol desapareció también durante 1 minuto y 40 segundos tras la muerte del hijo de Mahoma, Ibrahim. Los primeros musulmanes no creían que los eclipses fueran un señal divina, en lugar de eso, los hadizs (narraciones sobre Mahoma no recogidas en el Coran) proclaman que “ni el sol ni la luna sufren eclipses por la muerte de ninguna persona”.

6. El gran caos inglés. Cuando el rey Enrique I de Inglaterra, hijo de Guillermo el Conquistador, murió en el año 1133 de nuestra era, el evento coincidió con un eclipse solar total que duró 4 minutos y 38 segundos. En el manuscrito “Historia Novella”, William de Malmesbury relata que una “oscuridad abominable” agitó los corazones de los hombres. Tras la muerte, se inició una lucha por el trono que sumió al reino en el caos y la guerra civil.

7. El triunfo de la ciencia. Ya en nuestra época, otro eclipse famoso está relacionado con Einstein, ya que los físicos contemplaron el eclipse solar de 1919 como un triunfo de la ciencia. Durante el épico eclipse de 1919, en que el sol se desvaneció durante 6 minutos y 51 segundos, los científicos observaron la curvatura de la luz de las estrellas a causa de la masa del sol. El hallazgo confirmó la teoría de la relatividad general del ilustre físico alemán, que describe la gravedad como la curvatura del espacio-tiempo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com