Seis drogadictos que hicieron grandes aportes a la humanidad

Por redaccionnyl el 24/01/2017

Transcurre el siglo XXI y mucha gente tiene algún amigo o conocido con una mente privilegiada y una notoria inclinación a los estupefacientes. Habrá que aclarar a la estulticia que las drogas no hacen a la gente inteligente y que más bien queman las neuronas y pueden destruir la materia gris, pero los seis individuos de este texto trataron de separar en la medida de lo posible su genio de sus vicios.

Otra cosa es que un estudio de Psychology Today sugiere que las personas más inteligentes son más propensas al consumo de drogas recreativas que quienes tienen un CI más bajo. Pero eso no hace más que explicar cómo fue que estos genios de los que hablaremos a continuación cayeron en un estilo de vida que en varios casos terminó arruinando la parte no profesional de sus vidas.

1. John Pemberton: la Coca-Cola

monumento_a_john_pemberton

Pemberton fue soldado confederado durante la Guerra Civil estadounudense y contrajo una adicción por la morfina para mitigar el dolor de diversas lesiones. Terminada la guerra, utilizó su experiencia farmacéutica para desarrollar un tónico con alcohol y cocaína con el que pretendía curar la adicción. Luego hizo una versión sin alcohol que sería la Coca-Cola. Nunca superó su adicción a la morfina.

2. Paul Erdos: teoría de números

7-locuras-y-extravagancias-de-grandes-cientificos-5

El matemático húngaro Paul Erdos era conocido como «El hombre que solo amaba los números», título que recibió el relato y la película sobre su vida. Vivió de forma parecida a un vagabundo y era un adicto a las anfetaminas. Un amigo le apostó 500 dólares a que no podía pasar un mes sin ellas. Erdos ganó la apuesta, pero dijo que durante ese tiempo no había tenido ninguna idea que valiera la pena, volviendo a su adicción.

3. Alejandro Dumas: El Conde de Montecristo y Los Tres Mosqueteros

5-celebres-y-prolificos-escritores-que-publicaron-una-sorprendente-cantidad-de-obras-2

Tras la campaña de Napoleón en Egipto, el hachís se puso de moda en Francia y Víctor Hugo, Charles Baudelaire y Alexandre Dumas fueron algunos de los más conocidos miembros de un club de consumidores. Varios de los integrantes de la peña drogadicta escribieron sobre su experiencia con el hachís, pero el más efectivo durante ese tiempo fue Dumas, quien produjo sus dos grandes novelas.

4. Carl Sagan: divulgación científica

25-grandes-frases-de-Carl-Sagan-para-reflexionar-6

El más célebre divulgador de la astronomía y de la ciencia en el siglo XX fue un ávido fumador de marihuana durante la mayor parte de su vida adulta. En un libro de 1971 sobre la marihuana escrito por su amigo, el Dr. Lester Grinspoon, Sagan da sus testimonios con el seudónimo de Mr. X, pero hay suficientes pistas para identificarlo. Sagan otorgó créditos al hachís para apreciar mejor la música, la comida y el arte, así como para mejorar el rendimiento en el trabajo.

5. William S. Burroughs: El almuerzo desnudo

william_s._burroughs

La gran figura literaria de la Generación Beat era un consumidor de drogas duras y mató a su esposa cuando parodiaban con una pistola el mítico pasaje de Guillermo Tell con la flecha y la manzana. Escribió su obra icónica, El almuerzo desnudo, en Marruecos, donde no consiguió su habitual heroína, pero a cambio pudo recurrir al eukodal, un opiáceo más conocido hoy en día como oxicodona.

6. William Halsted: aportes médicos

william_halsted

El eminente cirujano que inició la práctica de usar guantes de goma en las operaciones y realizó otras aportaciones técnicas en la Medicina, era un adicto a la cocaína y a la morfina. Los testimonios señalan que su trabajo en el quirófano era impecable, mientras que fuera de este era bipolar y errático.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com